El cambio de hora mejora el ánimo, el humor y el sueño

Cambio de hora
A pesar de que el cambio de horario elimina una hora de sueño a los españoles, beneficia significativamente el estado de ánimo, el humor e, incluso, el sueño, según ha asegurado a Europa Press el coordinador del Grupo de Trabajo de Salud Mental en la Sección Sueño de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Enric Zamorano.

Esto se debe a que a partir de ahora habrá más horas de sol, lo que provoca que el cuerpo segregue más melatonina y, por ende, el sueño sea de más calidad y se esté más animado durante el día. “Los ciudadanos de países mediterráneos donde hay más cantidad de luz tienen un mejor humor que los que viven en las regiones del norte donde hay más depresión”, ha aseverado.

Por ello, el experto ha asegurado que lo que afecta al organismo es la cantidad de luz que recibe y no tanto que duerma una hora menos. En este sentido, ha comentado que la adaptación al nuevo horario suele ser “mínima” aunque ha reconocido que hay personas, como por ejemplo los mayores, que sí les puede costar adaptarse, aunque no más de dos días.

De hecho, los niños y los ancianos son los que más se ven afectados por esta situación, especialmente sus cerebros. Así lo ha explicado también el doctor del servicio de Neurología del Instituto de Neurociencias Avanzadas Madrid-INEAMAD del Hospital Nuestra Señora del Rosario, Francisco Gilo, quien ha recordado que el cerebro es el encargado de organizar el control de muchas funciones del cuerpo.

EL ‘RELOJ INTERNO’ DEL CEREBRO

En concreto, esta organización cerebral se basa en unos patrones horarios conocidos como ritmos circadianos, los cuales se rigen por una periodicidad de 24 horas y se programan siguiendo los cambios externos de luz y oscuridad que se producen entre el día y la noche.

“Cuando se establecen los cambios horarios durante el sueño para fomentar el ahorro energético, se genera un pequeño desajuste de estos ritmos circadianos y nuestro cerebro precisa sincronizar sus ‘relojes internos’ para adaptarse a la nueva pauta”, ha analizado Gilo.

Finalmente, ambos expertos han abundado en la necesidad de adaptar las actividades y rutinas al nuevo horario desde el día anterior, realizándolo de forma progresiva en la alimentación, horas de ocio y el momento de acostarse.

“Si sabes que vas a dormir una hora menos, es aconsejable que te acuestes una hora antes. Con esta medida solo, siempre y cuando no se tenga una sensibilidad muy acusada a la luz, la adaptación al nuevo horario va a ser totalmente normal”, ha zanjado Zamorano.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar