Continúa sin identificar el autor del “pinchazo” a un policia en la protesta contra Merkel en Santiago

Protesta en Santiago pola visita Merkel e Rajoy
La Policía continúa sin identificar el autor del “pinchazo” que recibió un agente del Cuerpo Nacional de Policía en la protesta contra la visita a Santiago de la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado mes de agosto, según la información del Gobierno.

“En un momento determinado, (el agente) notó un pinchazo en el antebrazo derecho, pero siguió apoyando a sus compañeros a fin de evitar que los manifestantes rebasaran el cordón policial”, ha explicado el Gobierno en respuesta a una pregunta escrita por la diputada del BNG en el Congreso Rosana Pérez Fernández, a la que ha tenido acceso Europa Press.

En concreto, según ha relatado el Gobierno, el agente fue herido con un “objeto punzante” cuando se encontraba de servicio en el despliegue policial articulado el pasado 25 de agosto en Santiago. De hecho, el Ejecutivo ha precisado que dicho agente estaba “en contacto directo con los manifestantes”.

Tras este “pinchazo”, el agente fue asistido en un centro médico, donde le fue expedido un parte facultativo, que fue remitido a la Autoridad Judicial. Con todo, según ha concretado el Gobierno, el agente no se percató de la herida que sufría hasta que un periodista allí presente le indicó que “sangraba abundantemente”.

“Si bien hasta la fecha no se ha podido identificar al autor de la herida, sí se puede asegurar que la agresión partió de alguien que participaba en el intento de sobrepasar el cordón policial”, ha zanjado el Gobierno.
VISITA DE RAJOY Y MERKEL

La visita de Merkel y Rajoy a Santiago el pasado mes de agosto fue recibida con protestas, debido a los recortes de la Unión Europea. En concreto, dichas protestas se saldaron con varios heridos por cargas policiales –después de que cientos de manifestantes intentasen acceder a la Praza do Obradoiro desde la Quintana, donde tenían previsto inicialmente su concentración–.

De hecho, agentes de la Policía Nacional cargaron contra el grupo de cabeza, entre los que se encontraba el portavoz del BNG en el Ayuntamiento de Santiago, Rubén Cela, así como varios compañeros de formación.

En concreto, el conflicto se originó cuando varios agentes impidieron el acceso a la Praza da Quintana a un grupo de emigrantes retornados para unirse a la protesta organizada por CIG y varios colectivos. Ante esto, los asistentes a la manifestación decidieron acercarse a ellos y dirigirse al Obradoiro, hecho que la Policía no permitió.

Finalmente, cinco personas fueron imputadas por participar en la protesta contra la visita de Merkel y Rajoy a la capital gallega. A este respecto, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, aseguró que estos cinco imputados –el candidato del BNG en Santiago, Rubén Cela; y los responsables en A Coruña, Paulo Carballada, y en Guitiriz (Lugo), Afonso Losada; así como los sindicalistas Paulo Carril y Xabier Aboi– fueron encausados por “una denuncia falsa de la policía” por “manifestarse pacíficamente” contra la visita de ambos dirigentes.

DISPOSITIVO APROPIADO

Por su parte, el Gobierno, en respuesta a la parlamentaria del BNG, ha asegurado que el Cuerpo Nacional de Policía “diseñó y ejecutó el dispositivo más apropiado destinado a garantizar la seguridad de dichas autoridades y delegaciones”, en relación a la canciller alemana y al presidente del Gobierno.

De hecho, sostiene que el dispositivo de seguridad incluyó “controles en los accesos a la Plaza del Obradoiro, sin impedir, en ningún momento, la libre circulación de personas por la citada plaza”.

Sin embargo, ha hecho hincapié en que, en la mañana del pasado 25 de agosto, se produjo una “reunión no comunicada”. “Los concentrados iniciaron la marcha e intentaron acceder a la Praza do Obradoiro en masa, lo que fue impedido por el dispositivo policial establecido para el control de los accesos a dicha plaza”, ha precisado el Gobierno.

“Cuando los efectivos informaron a los manifestantes de la imposibilidad de acceder a la plaza, un grupo de manifestantes intentó superar el cordón policial por la fuerza, haciendo uso de la violencia contra los funcionarios”, ha subrayado la Administración central.

“Por todo ello, fueron detenidas tres personas que dirigían y animaban a los manifestantes, y que hacían de interlocutores con la Fuerza actuante, razón por la cual se les atribuyó el carácter de presuntos organizadores o promotores”, ha zanjado.

“NO HICIMOS NADA MALO”, ASEGURÓ CELA

A este respecto, el portavoz del BNG en el Ayuntamiento de Santiago aseguró el pasado mes de febrero que las personas que se manifestaron ese día contra la visita de Merkel y Rajoy no hicieron “nada malo”.

“No hicimos nada malo, lo volveremos a hacer las veces que haga falta y, desde luego, si la intención última es meternos miedo, no lo van a conseguir, seguiremos en la calle defendiendo una sociedad más justa”, manifestó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar