Louzán espera que haya consenso con el Concello de Pontevedra para construir la planta de compostaje

Louzán_Pontevedra_rolda de prensa

   El presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, ha asegurado este viernes que el organismo no construirá la planta de compostaje junto con el Ayuntamiento de Pontevedra “mientras no haya consenso”.

Así lo ha señalado después de que unos 120 miembros de la Plataforma ‘Residuos Non’ asistiesen a la sesión plenaria de la Diputación para posicionarse contra la planta proyectada por la Administración provincial y el Ayuntamiento de Pontevedra en terrenos de A Canicouva.

La ocasión fue aprovechada por el grupo socialista, cuyo portavoz, Santos Héctor, exigió al presidente una “respuesta clara” a una sencilla pregunta: “¿sigue adelante con el proyecto o no?”.

Ante esto, Rafael Louzán, aclaró que “mientras no haya consenso la Diputación no va a llevar a cabo nada”, una respuesta que fue aplaudida por los miembros de la plataforma, que incluso le gritaron a Louzán “tú si que vales”.

En su discurso, Rafael Louzán llamó a la responsabilidad de todos los partidos a la hora de hacer política con determinados asuntos como la gestión de las basuras y explicó su propia experiencia como vecino de Ribadumia que tiene una planta de transferencia de residuos a 300 metros de su vivienda. También recordó el conflicto de la empacadora de Vilaboa, con las movilizaciones protagonizadas entonces por el PSOE y el BNG. “De aquellos polvos vienen estos lodos”, dijo, respecto a la oposición vecinal generada.

El centro de todas las críticas fue el portavoz del BNG y concejal pontevedrés, César Mosquera, quien, junto al alcalde capitalino, Miguel Anxo Fernández Lores, fue señalado por una portavoz de la Plataforma por su “prepotencia, chulería y prácticas antidemocráticas”. El aludido a duras penas pudo continuar su intervención, ya que fue interrumpido en numerosas ocasiones con gritos y abucheos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar