Condenado a tres años de cárcel un acusado de tráfico de drogas que culpó a su expareja

Un acusado de tráfico de estupefacientes, Jonathan D.L., al que se le incautaron en Ourense en junio de 2013 un total de 128,5 gramos de heroína –valorados en 8.415 euros– y 228 de cocaína –valorados en 17.186 euros–, y que durante el juicio responsabilizó a su excompañera sentimental, también acusada, de habérsela entregado, ha sido condenado como “autor criminalmente responsable” de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas que “causan grave daño a la salud”.

Aún concurriendo la “atenuante” de toxicomanía, ha sido condenado a las penas de 3 años de prisión y una multa de 25.601,98 euros, con “responsabilidad personal subsidiaria” en caso de impago de 3 meses, e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por el tiempo de condena y al abono de la mitad de las costas procesales. Además, se ha decretado el comiso de la droga intervenida.

Así lo recoge la sentencia de la Audiencia Provincial de Ourense, en su Sección Número 2, que decide también “absolver” a su excompañera sentimental, María Elena F. B., del delito contra la salud pública del que venía acusada, declarando de oficio la mitad de las costas causadas y alzando en su relación las medidas cautelares, reales o personales, adoptadas.

Esta resolución no es firme y contra la misma cabe interponer recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

La sentencia ratifica que el condenado portaba las drogas que pensaba distribuir a terceras personas y que alcanzarían en el mercado, si fuesen vendidas por gramos, un valor de 25.601 euros, equivalente a la multa que le ha sido impuesta.

NO VE “ACREDITADO” QUE SU EXCOMPAÑERA LE ENTREGASE LA DROGA

Frente a ello, no ve “acreditado” que el acusado hubiera recibido los estupefacientes de su excompañera ni que ésta le hubiera encargado transportarla a Ourense recibiendo a cambio 120 euros.

La sentencia, que recoge el atenuante de toxicomanía, constata que el acusado padece adicción a estupefacientes y que inició un tratamiento de deshabituación en O Porriño (Pontevedra), de donde tanto él como su excompañera son naturales, que “sigue en la actualidad y que evoluciona favorablemente”, habiendo finalizado en este periodo los estudios de ESO, al tiempo que ha seguido un curso de diseño de color y colorimetría.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar