Conducía a 215 por hora y fue interceptado

La Guardia Civil de Tráfico de Ourense ha interceptado a un conductor que circulaba a 215 kilómetros por hora en una zona limitada a 120 en la autovía A-52 a su paso por Trasmiras.

Según ha informado el Instituto Armado, el pasado mes de febrero un cinemómetro del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense que se hallaba en la A-52 en las inmediaciones de Trasmiras detectó que un turismo circulaba a 215 en una zona limitada a 120 kilómetros por hora.

Tras las correspondientes investigaciones, el pasado 24 de marzo ha sido imputado un vecino de Vigo como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.

Este tipo de infracciones son castigadas por el Código Penal con penas que van desde la prisión de 3 a 6 meses a pena de multa y, en todos los casos, la privación de la conducción de vehículos a motor de uno a cuatro años, recuerda la Guardia Civil.

Con todo, la Guardia Civil de Tráfico llama a la prudencia y recuerda que «respetar los límites de velocidad podría evitar hasta una cuarta parte de los fallecidos por accidente de tráfico».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar