Prado celebra el fin de las «insidias y calumnias»

La diputada del PPdeG Paula Prado ha celebrado este miércoles el fin de las «insidias e injurias» sobre ella, después de que el juez que instruye su causa concluyese el sumario sin apreciar ningún delito, y ha aseverado que se ha sentido víctima de «un juicio mediático sin precedentes».

En declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara, ha expresado su «satisfacción» por la decisión del magistrado, pero también se ha emocionado al recordar que su familia tuvo que «ver titulares muy desagradables» sobre ella.

«Terminan aquí meses de insidias e injurias sobre mi persona. Sólo siento los malos tragos que pasó mi familia; sobre todo, mis niños», ha remarcado, y ha enfatizado que sus allegados fueron «fuertes» porque también ella supo «ser fuerte ante esta situación».

A renglón seguido, Paula Prado ha reivindicado que «hoy se hizo justicia» tras «una larga instrucción». «Hoy para mí es un momento muy alegre», ha destacado, y ha dejado claro que no guarda «rencor a nadie».

«TODO EL APOYO»

Dicho esto, la exportavoz del PP en Galicia ha agradecido a «todos» sus compañeros de partido «todo el apoyo» que le han prestado «en momentos muy difíciles».

«En todo momento me sentí arropada», ha sostenido, citando expresamente a su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo; el secretario general del PPdeG, Alfonso Rueda; el presidente provincial de su formación, Carlos Negreira; y el portavoz de los populares en el Parlamento, Pedro Puy.

VISIÓN DE LA OPOSICIÓN

Las palabras que ha pronunciado ante los periodistas en los pasillos del Pazo do Hórreo también las ha dicho en el hemiciclo, aprovechando su intervención en un debate plenario sobre los cuerpos de bomberos, y ahí se ha topado con la réplica de otras diputadas de la oposición.

En primer lugar, Tareixa Paz (BNG) ha ironizado con que ella tampoco le guarda «rencor» por sus «insidias» contra los grupos que no apoyan al gobierno; y Yolanda Díaz (AGE) le ha aconsejado lecturas para poder «distinguir entre las responsabilidades penales y las políticas» y, así, «no mezclar ilícitos penales con ilícitos políticos».

Oído esto, la socialista Beatriz Sestayo ha recomendado a Díaz no entrar en asunto con integrantes de un partido que lleva «18 años financiándose ilegalmente» según el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. «Pero ya sabemos que el PP es muy parecido a Cáritas», ha tirado de sarcasmo para zanjar este asunto.

«CONFORME A LA LEY»

Con anterioridad a todas estas manifestaciones de Paula Prado, que también expresó su satisfacción en las redes sociales por la decisión del magistrado, el Grupo Popular había enviado un comunicado para recordar que Paula Prado «siempre consideró que actuó conforme a la ley y al derecho» y que así lo manifestó «desde el primer momento».

En concreto, la investigación sobre la parlamentaria, ceñida a su etapa como concejala en Santiago, partió de la instructora de la Operación Pokémon, Pilar de Lara, que remitió el caso al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) dada su condición de aforada.

El alto tribunal gallego decidió entonces investigar a la política popular por tráfico de influencias y fraude a la Administración pública, por, supuestamente, autorizar el pago de una factura con un sobrecoste de 3.000 euros, influir en la contratación de personas en empresas concesionarias e intervenir en la resolución de dos expedientes abiertos a un local de ocio de la capital gallega.

Ahora, tras no apreciar el juez «la comisión de delito alguno», ha remitido el sumario a la Sala de lo Civil y lo Penal del TSXG para que confirme o revoque el auto del juez instructor. En caso de confirmarlo, dará traslado a las partes para que se pronuncien sobre la procedencia de abrir juicio oral o decretar el sobreseimiento; pero si no hubiese parte acusadora, se archivará la causa.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar