Jornada de movilizaciones contra las nuevas titulaciones universitarias

image

Miles de alumnos y profesores han salido de nuevo a la calle este martes en las principales ciudades gallegas para mostrar su rechazo a la reforma de titulaciones planteada por el Gobierno central, que abre la posibilidad de introducir un modelo de tr4es años de grado más dos de máster, que conviviría con el actual modelo de 4+1.

Estas protestas se enmarcan en una jornada de huelga en las universidades gallegas, convocada por los sindicatos docentes CIG-Ensino, FETE-UGT, CC.OO-Ensino, CSIF, y las organización de alumnos AGIR, Comités, A Liga Estudiantil, Acción Universitaria y Sindicato de Estudiantes.

La marcha principal salió de la Alameda de Santiago de Compostela en torno al mediodía encabezada por una pancarta unitaria de las organizaciones docentes convocantes en la que se leía «En defensa do ensino público. Non ao decreto 3+2», mientras cientos de alumnos coreaban consignas como ‘aquí está, aquí se ve, o estudantado galego en pé’ y ‘non, non, non, á privatización’.

En declaraciones previas a su salida, el secretario nacional de la CIG-Ensino, Anxo Louzao, ha destacado que la jornada de huelga es «un verdadero éxito», con «la mayoría de facultades paralizadas» y el apoyo de «la mayoría del profesorado», personal de las universidades y del alumnado.

Louzao ha advertido tanto al Ministerio de Educación como a la Consellería del ramo que deben «tomar nota» y «paralizar» tanto este Real Decreto como la política educativa que han implantado en este ámbito, que lleva a «mayor privatización» y a «limitar el acceso a la universidad» a las familias.

Por su parte, Luz López, secretaria xeral de CC.OO. Ensino, ha explicado que esta reforma supone «un agravio más» para la sociedad gallega y que llevará a «una brecha mayor» en las diferencias de clase «por motivos económicos».

En este sentido, ha explicado que con el 3+2 las familias tendrán que cursar dos años de máster para poder estudiar carreras «de calidad», y con ello «se duplican los gastos» de las enseñanzas y «no podrán estudiar aquellos que quieran, sino aquellos que puedan pagarlo».

«DEGRADAR» LOS TÍTULOS

La marcha, a la que también están convocado el personal administrativo de las universidades, recibió el respaldo de representantes políticos, entre ellos del portavoz nacional del BNG, Xavier Vence; y de la secretaria de Organización del PSdeG, Pilar Cancela, y el diputado Vicente Docasar.

En declaraciones a los medios, el diputado socialista Vicente Docasar quiso dejar claro el «apoyo» de su formación a los estudiantes y a los profesores respecto a la reforma de titulaciones, que «pone en peligro la equidad» y el acceso a los estudios superiores al conceder más peso a los estudios de máster, que cuentan con tasas más elevadas.

«Que el acceso dependa del talento del estudiante que no dependa del bolsillo de sus familias», ha reivindicado Docasar. Así, ha asegurado que sienten «muy de cerca lo que piensan los rectores» (que aplicarán una moratoria del decreto) y ha pedido al conselleiro de Educación, Román Rodríguez, que atienda las reivindicaciones de la comunidad educativa y de los responsables de las universidades gallegas.

El portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ha advertido de que esta reforma se enmarca en un proyecto «que pretende degradar» los títulos universitarios, que verán reducida su dimensión «en un 40%», y llevará a que «miles» de estudiantes dejen sus estudios.

«Queremos una universidad publica y de calidad para todos los que reúnan los requisitos académicos», ha defendido, lamentando esta «involución enorme» que forma parte de un «proceso de desmantelamiento» del sistema público, imponiendo tasas y precios de máster «elevados», sin becas, mientras reduce a tres años los estudios de grado.

ACTO FINAL

Tras su salida de la Alameda compostelana, los manifestantes bordearon la Praza de Galicia para adentrarse en el casco urbano de la ciudad compostelana, en un ambiente festivo que no se vio truncado por los escasos momentos de lluvia leve que se han sentido en la capital gallega.

En ella se han podido ver diversas pancartas reivindicativas con lemas como ‘Por unha universidade pública e gratuita’, ‘O estudantado unido por un ensino digno’, entre otras, además de lemas y emblemas de las organizaciones de profesorado y de las asociaciones Os Comités, AGIR, A Liga, Acción Universitaria y Sindicato de Estudiantes.

Asimismo, durante el trayecto algunos jóvenes arrojaron huevos y pintura a los escaparates de entidades bancarias, pero no se han registrado incidentes de gravedad. Tras bordear el casco urbano, y regresar a la Praza de Galicia a través de la rúa do Hórreo, la marcha alcanzó el Casco histórico para finalizar en la Praza de Praterías.

Allí, en el acto final de la convocatoria, dos jóvenes estudiantes leyeron el manifiesto en representación de las organizaciones convocantes, denunciando que esta reforma facilitará la creación de universidades privadas, y busca expulsar a los alumnos «con menos ingresos», profundizando en las desigualdades sociales. Finalmente, los asistentes entonaron el himno gallego.

VIGO Y A CORUÑA

Unas 300 personas han participado en la manifestación que ha transcurrido este martes por las calles de la ciudad de Vigo, que ha salido de Plaza América poco después de las 11,30 horas y se ha desplazado sin incidentes hasta la delegación territorial de la Xunta.

El profesor de la Universidade de Vigo y miembro del comité de empresa Jaime Aneiros (UGT), ha comentado que este decreto es una «reforma encubierta» que reducirá la formación de los futuros profesionales e implicará que tendrán que hacer másteres para completar su educación, lo que supone gastos «inasumibles».

En A Coruña, cientos de personas se han manifestado desde la plaza de Pontevedra hasta la Delegación del Gobierno en Galicia, en una movilización convocada conjuntamente por los sindicatos de profesores y personal de administración y servicios de la universidad, así como estudiantes.

Ana Barxa, de Comités, ha criticado que la reforma universitaria «va a hacer que muchos hijos de trabajadores no puedan acceder a la enseñanza» y ha remarcado que «la lucha en la calle es el camino». También ha cifrado el seguimiento del paro entre los estudiantes en un 80%, una cifra que el profesorado ha elevado al 90% en el caso de la Universidade da Coruña (UDC).

FERROL Y LUGO

En Ferrol, decenas de personas han participado en la marcha que se ha iniciado pasadas las 11,30 horas, desde la Plaza de España, ante el edificio administrativo de la Xunta, y que ha discurrido por varias calles del barrio de A Magdalena, para finalizar en la Plaza de Armas, ante el Ayuntamiento.

Uno de los manifestantes, José Carlos García, ha criticado que la reforma de grados «obligará» a realizar un master de dos años, «que es mucho más caro y al que solo podrán acceder las personas más adineradas», por lo que «muchos» se verán obligados a conformarse con «estudiar grados superiores y no estudios universitarios».

En Lugo, más de doscientas personas se manifestaron desde la casa sindical con remate en la subdelegación del Gobierno. Pablo Romero, de la Liga Estudiantil Galega, aseguró que en el campus lucense «prácticamente cerraron todos los centros, y el seguimiento se puede decir que es de casi el cien por cien».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar