El alcalde de Ourense ve «animadversión» en el portavoz de Democracia Ourensana

Agustín Fernández_alcalde Ourense
El alcalde de Ourense, Agustín Fernández, ve «animadversión» hacia él y hacia el exalcalde Francisco Rodríguez por parte del portavoz de Democracia Ourensana (DO) que les denunció en el juzgado por malversación, cohecho y otros posibles delitos, en relación con la compra de un edificio del casco histórico.

En una rueda de prensa, el alcalde se refirió a la denuncia presentada por Pérez Jácome el día anterior, y al propio portavoz de DO del que dijo estar «cansado de tantos disparates», igual que «su compañera de partido en el pleno municipal, que lo dejó», en alusión a la dimisión de la segunda edil del partido local.

«Cuando una persona no tiene ideas ni proyecto y no creen en él ni los de su candidatura, lo que le queda es la denuncia sistemática», ha señalado en alusión a Pérez Jácome, del que dijo que denuncia desde que llegó a la Corporación local y que «da la impresión de que lo seguirá haciendo».

Ha reprochado que esas denuncias no busquen hacer justicia, sino que buscan «vencer, aniquilar y exterminar al gobierno local», provocando «un enorme daño en la imagen y en las arcas del Ayuntamiento de Ourense, además de daños a los funcionarios», lamentó.

«¿DONDE HAY PRUEBAS DE COHECHO?»

Sobre la última presentada este lunes, en relación con la compra de un edificio que fue colegio Goretti, el alcalde detalló que la compra y pago se hizo a los «legítimos propietarios, porque es una familia que es la heredera de los antiguos propietarios» y recordó que la compra fue anulada por el juez porque los propietarios «no hicieron partición de herencia y los vendedores actuaron como tales sin tener una cuota definida de la propiedad».

Ha aludido al posible debate jurídico sobre la compraventa y la actuación posterior del ayuntamiento, que reclamó vía judicial la devolución del dinero. «Ese edificio está en el registro municipal como solar en ruina así que antes o después será expropiado», agregó.

«De ahí Pérez Jácome pasa a hablar de cohecho, malversación o prevaricación, simplemente por animadversión contra el que era alcalde en 2010, Francisco Rodríguez, cuando se hizo la compra, y contra el que era edil de Facenda y que ahora es alcalde, que soy yo», ha reprobado.

Frente a ello, ha esgrimido que la compraventa fue un «acto legítimo» según el regidor, y de buena fe «en el que se pudo cometer algún error pero no se puede disparar sin una sola prueba de cohecho».

Ha recordado que ya fue imputado en asuntos luego archivados en el juzgado y se preguntó quién repara los daños causados por esas imputaciones y denuncias de DO. Por último, se ha referido al edil del BNG que dimitió por una de esas denuncias y luego fue retirada su imputación, y se preguntó también quién querrá ser concejal en esas condiciones.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar