La Policía busca pistas en la vivienda del párroco de Vilanova dos Infantes

image
Un equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil invirtió todo el día de ayer investigando en la vivienda del párroco de Vilanova dos Infantes, en el muncipio ourensano de Celanova, buscando rastros del posible homicidio, hipótesis barajada tras ser hallado muerto boca abajo, en un pajar de la casa rectoral en la que residía con el cerrojo echado por fuera.

Un vecino y un hermano del párroco Adolfo Enríquez Méndez, de más de 70 años, encontraron el cuerpo al entrar en la casa rectoral para buscarle pues llevaban dos días sin noticias de él. Según las fuentes consultadas por Europa Press, se encontraron la parte superior de la casa, donde tenía la vivienda, revuelta por lo que le buscaron en todo el inmueble hasta dar con él en uno de los espacios de la planta baja, dedicado a paja.

Los investigadores comenzaron entonces su labor, en una vivienda acordonada y con custodia permanente de agentes de la Guardia Civil. El párroco llevaba como tal en Vilanova dos Infantes, desde hace 44 años y era el custodio de una imagen minúscula y peculiar de la Virxe do Cristal. Según Ferro, el fallecido guardaba la imagen «siempre» en su bolsillo.

El arcipreste párroco de Celanova, César Iglesias, ha explicado que el fallecido tenía la imagen escondida en la vivienda en un lugar secreto que sólo conoce una religiosa franciscana de Celanova, y según las fuentes cercanas a la investigación, aún no se ha encontrado.

Durante la tarde, las puertas de la gran casa rectoral han estado abiertas para facilitar entradas y salidas de los investigadores, mientas en el exterior ha ido desapareciendo el grupo de curiosos pues vecinos y visitantes han bajado al santuario para acompañar a los familiares del párroco durante el velatorio.

El alcalde y otras autoridades consultadas se refieren a él como una persona «bondadosa y que siempre ayudó a los más necesitados». El regidor, José Luis Ferro, ha decretado dos días de luto «como testimonio del dolor del pueblo de Celanova ante el homicidio del párroco Adolfo Enríquez Méndez».

LUTO Y VELATORIO

Durante el luto, las banderas en todos los edificios municipales ondearán a media asta expresando así «la condolencia y solidaridad» del Ayuntamiento y de todos los vecinos dirigidas a la familia de la víctima y a los vecinos de la parroquia de San Salvador de Vilanova dos Infantes.

Mientras siguen las pesquisas en la vivienda, situada a pocos metros de la parroquia de San Salvador, en el pueblo medieval de Vilanova dos Infantes, el féretro y la capilla ardiente han quedado instalados en el santuario del Cristal, a menos de dos kilómetros del pueblo.

Tras la apertura del santuario, comenzaron los preparativos para el funeral, que según el arcipreste párroco de Celanova, César Iglesias, serán «multitudinarios porque era un hombre muy querido en toda la comarca».

Así, se ha cortado la hierba en torno al santuario para acoger este viernes, la misa de funeral en el exterior del templo. Tras la ceremonia fúnebre, que comenzará a las 12,00, el féretro será conducido al cementerio del pueblo, a escasos metros de la vivienda, para ser enterrado.

Por su parte, la fundación Curros Enríquez, con sede en la casa natal del poeta y presidida por el alcalde Ferro, ha emitido un comunicado de condolencia en el que destaca la «cercanía» del párroco y su «inolvidable y constante disposición» para dar a conocer tanto la Virxe do Cristal como el «hermoso cristo románico de la iglesia parroquial de Vilanova, convirtiéndose así en un agente turístico más del Ayuntamiento de Celanova».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar