Podemos vota en el Parlamento europeo contra la liberación de los opositores venezolanos

Pablo Iglesias eurodeputado Parlamento Europeo

Podemos e Izquierda Unidad (IU) votaron ayer en contra de una resolución apoyada por los cuatro principales grupos del Parlamento Europeo que exige la liberación inmediata de los opositores venezolanos encarcelados por el Gobierno de Nicolás Maduro -Antonio Ledezma, Leopoldo López y Daniel Ceballos- y de los estudiantes detenidos en manifestaciones. El texto de condena, respaldado por populares, socialistas, conservadores y liberales, no incluye sanciones a pesar de la petición de estos últimos, y refleja la «profunda preocupación por el deterioro de la situación en Venezuela y el uso de violencia contra los manifestantes».

Podemos entiende que esta votación entorpece el entendimiento. El dirigente de esta formación Pablo Echenique declaró que defienden los principios fundamentales del Estado de derecho y la libertad de expresión, y resaltó que la mejor manera de «solventar los conflictos es el diálogo». Por su parte, Javier Couso, de IU, negó que se trate de una «actuación ideológica», y consideró que se ha producido «una serie de injerencias para derrocar a un gobierno».

«Podemos se retrata», titula en su primera ABC. Según este diario, esta formación «avala la represión de Maduro». En este sentido, LA RAZÓN, también en su portada, titula: «Iglesias echa una mano a Maduro».

Mientras, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se reunió ayer con Mitzy Capriles, la mujer del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma. Capriles también se reunió con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y con el expresidente del Gobierno José María Aznar. El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, recibirá hoy en la sede del PP a la esposa de Ledezma, según anunció ayer el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Mitzi Capriles declara, en entrevistas en LA RAZÓN y ABC, que se reunieron en Estrasburgo con la diputada de Podemos Tania González, pero que le pidió que la reunión tuviera «carácter privado». En la entrevista de LA RAZÓN, dice que teme por la vida de su esposo y la del resto de los presos políticos de Venezuela, y asegura que «jamás se ha llamado a un golpe de Estado».

El opositor venezolano Leopoldo López, encarcelado en una prisión militar a 30 kilómetros de Caracas, declara, en una entrevista en EL PAÍS, que «el cambio debe ser canalizado por la vía constitucional y democrática». «Hoy estoy preso, pero libre de espíritu», enfatiza en una de sus respuestas.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar