El Estado Islámico tutelaba desde Siria e Irak la célula desmantelada por la Policía

Un terrorista del Estado Islámico que actúa en Siria e Iraq tutelaba las actividades de las ocho personas detenidas ayer en Barcelona, Gerona, Ávila y Ciudad Real. El yihadista está identificado y huido de España tras una operación en la que se detuvo a varias personas. Sobre él pesa una reclamación judicial internacional por terrorismo. Los detenidos, todos españoles y cinco de ellos de origen marroquí, representaban según Interior, «una amenaza grave, concreta y continuada para la seguridad nacional», con una «estructura perfectamente organizada» aunque actuaban de forma «deslocalizada y autónoma».

Los arrestados servían como «aparato de propaganda» para el Estado Islámico y «adaptaban el contenido de los mensajes de la organización terrorista a nuestro idioma e idiosincrasia del consumidor nacional», inmigrantes o españoles de origen marroquí con bajo conocimiento del árabe. La célula desarticulada ejercía lo que Interior ha definido como «terror informativo» consistente en la difusión de imágenes y videos dotados de una estética concreta y una «demoledora crueldad».

Asimismo, ponían en contacto a los captados, futuros combatientes en el extranjero, con otros españoles superiores a la organización y ubicados en terceros países y que facilitarían el acceso a Siria o Iraq.

El detenido en Cebreros (Ávila) tenía en su perfil de Facebook una fotografía, con un mensaje y una sura del Corán, en la que se le ve entrando en la Comunidad de Madrid con una bandera del Estado Islámico. Expertos antiterroristas citados por LA RAZÓN apuntan que el mensaje que se quiere lanzar es situar a la Comunidad de Madrid como un posible objetivo terrorista.

Según destaca EL PAÍS, el Estado Islámico y su red de propaganda está obligando a las Fuerzas de Seguridad del Estado a reforzar la presión para garantizar la seguridad y evitar que España se convierta en un granero del yihadismo. La operación de ayer, según el diario, evitó que dos niñas reclutadas a través de un grupo de Facebook viajaran a Siria y se unieran a la organización. El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez Vázquez, destacó que «el hecho de tener más información implica que haya más operaciones» y apuntó que «ha habido un impulso político antiyihadista desde el ministerio». Martínez aseguró que se está detectando más movimiento a través de sus terminales mediáticas en las redes sociales» lo que se puede ver como una «mayor amenaza».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar