150 piezas artísticas y patrimoniales configuran la exposición sobre el Camino en el Gaiás

Exposición Camiño de Santiago Gaiás_Cidade da Cultura

   El Museo Centro Gaiás de la Cidade da Cultura acoge desde este viernes una nueva exposición, ‘Camiño. A Orixe’, una muestra de 150 piezas del ámbito artístico, histórico y patrimonial que «evocan» el Camino de Santiago desde diferentes puntos de vista centrados en la propia ruta, el peregrino y el Apóstol Santiago.

La responsable de la Cidade da Cultura, Beatriz González Loroño, que ha calificado la exposición de «muy complicada», ha hecho hincapié en la intención de crear una visión «novedosa» sobre un fenómeno muy conocido y ha puesto en valor el importante trabajo llevado a cabo durante «dos años» para hacer realidad este proyecto.

A través de un montaje contemporáneo que simula un camino, la exposición ofrece una visión del ‘minuto uno’ de la Ruta Jacobea, del origen histórico y cultural de este fenómeno representado en objetos de peregrinación, piezas patrimoniales y obras de arte.

Dirigida por María García-Alén, ‘Camiño. A Orixe’ cuenta además con un diseño creado por Irisarri-Piñera que se convierte en sí mismo en una intervención artística y da «múltiples capacidades de evocación» al visitante.

La Galería Uffizi de Florencia, el Museo Cluny de Francia, el Museo del Prado, Patrimonio Nacional, el Museo Lázaro Galdiano, varias instituciones españolas y el Museo das Peregrinacións e de Santiago integran la nómina de instituciones que han colaborado para esta exposición prestando obras, algunas de las cuales salen por primera vez de sus lugares de origen.

TRES SECCIONES

La primera parte de la muestra, la dedicada al Apóstol, nace del mismo descubrimiento del sepulcro para retomar la historia de Santiago como predicador, guerrero o peregrino y evidenciar su representación a lo largo de diferentes países y en distintas situaciones.

De hecho, para llegar al mismo origen del Camino, los responsables de esta exposición han colaborado con la Catedral de Santiago para filmar imágenes del Edículo Apostólico, el lugar en el que fue localizado el sepulcro y que se encuentra actualmente bajo el Altar Mayor de la Catedral, donde no es visitable por motivos de conservación.

En esta primera sección, los visitantes pueden contemplar también piezas singulares como el Díptico de la Pasión, prestado por la Catedral de Oviedo; o el ‘Santiago dormido’ que sale por primera vez del Museo Nacional de Escultura de Valladolid.

No obstante, la pieza más relevante de toda la muestra es el retrato de Santiago Apóstol realizado por Alberto Durero en el siglo XVI, una obra prestada para esta exposición por la Galería Uffizi de Florencia, donde se puede ver habitualmente y que protagoniza, en exclusiva, una de las salas.

GALLARDETE DE LEPANTO

En las otras dos partes de la exposición, el visitante puede conocer referencias más concretas a las rutas de peregrinación o a los peregrinos, los edictos relacionados con ellos, su indumentaria y costumbres desde el inicio de la ruta.

Varios retratos y documentos bibliográficos en relación al Camino se suman en esta parte a una pieza singular prestada por la Catedral de Santiago, el ‘Gallardete de Lepanto’. Esta insignia, de 17 metros de tela pintada a témpera, ondeaba en la nave capitana conducida por Juan de Austria en 1571 durante la Batalla de Lepanto.

Aunque la pieza ha sido expuesta en diferentes ocasiones en el Museo de la Catedral, esta es la primera vez en la que el espacio permitirá observarla en toda su longitud.

BÁCULOS

En las diferentes vitrinas y expositores, los visitantes se encuentran con curiosidades, como la estatua de un Santiago Apóstol construida desde la imagen de una virgen, e insignias de peregrinación y vieiras de los inicios de la ruta.

Un apartado específico merecen los báculos del peregrino, presentes en varios de los puntos. De hecho, la muestra la abre una intervención artística construida con más de 1.800 báculos dejados por los caminantes a petición de la Oficia del Peregrino.

Asimismo, rescata del olvido una columna tradicionalmente reconocida por los peregrinos a Santiago y que guarda el báculo del propio Santiago Apóstol. La pieza, a la que hacen referencia multitud de textos históricos, se encontraba en el Museo de la Catedral de Santiago.

EL PEREGRINO

Para concluir, la exposición recala en la figura del peregrino y en sus símbolos. La concha, el bordón o el sombrero son los elementos protagonistas de esta última parte, que tiene un carácter más «intimista».

De hecho, ‘Camiño. A Orixe’ se cierra con un audiovisual realizado por la productora Miramemira ‘A Marca do Camiño’, que recoge los testimonios de multitud de peregrinos, sus vivencias, sus sensaciones y los elementos que los acompañaron a lo largo de la ruta.

Tal y como ocurrió en el caso de su predecesora, Auga Doce, ‘Camiño. A Orixe’ contará con patrocinio privado y durante la primera semana será gratuita. La muestra, que ocupará los pisos 1 y 2 del Museo, estará en la Cidade da Cultura hasta el 13 de septiembre.

LUGARES XACOBEOS

La muestra se competa con el proyecto ‘Lugares Xacobeos’, once intervenciones artísticas realizadas por jóvenes creadores de la Facultad de Bellas Artes de la Universidade de Vigo con las que se busca establecer un diálogo entre el trazado medieval de Compostela y la Cidade da Cultura.

A ellos se suman también los alumnos de las Escuelas de Arte y Superiores de Diseño de Galicia para la realización de diseños jacobeos exclusivos para la muestra, que estarán expuestos en el Museo Centro Gaiás durante los seis meses que la exposición permanezca abierta al público, hasta septiembre.

ACTIVIDADES DE DINAMIZACIÓN

Esta nueva exposición, como ya es habitual en las muestras del Museo Centro Gaiás, llevará aparejado un programa didáctico con actividades vinculadas con la evolución de la ciudad de Santiago, su propia historia y el arte a través de las obras que integran la exposición.

Así, las visitas didácticas para escolares se combinarán con iniciativas destinadas a las familias, experiencias lúdicas en el Museo Centro Gaiás, conferencias y talleres científicos.

A mayores, la Cidade da Cultura colabora a través de esta exposición con la iniciativa solidaria DisCamino, un proyecto que busca permitir que personas con diferentes discapacidades peregrinen a Santiago. En concreto, en 2015 recorrerán la ruta tres personas en triciclos adaptados.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar