El BNG abandona el hemiciclo tras la expulsión de la diputada Carmen Adán

Parlamento de Galicia_expulsión de Carme Adán_BNG e saída dos deputados do Bloque
Los diputados del Grupo Parlamentario del BNG han abandonado el hemiciclo gallego después de que la presidenta de la Cámara, Pilar Rojo, expulsase a Carme Adán en una nueva discusión por el reparto de tiempos tras la conformación del Grupo Mixto.

En contra de lo que había ocurrido hace dos plenos, cuando Rojo no dejó intervenir al BNG en el debate de una interpelación (es una iniciativa similar a una pregunta pero en la que se pueden introducir varias cuestiones sobre el mismo tema), en esta ocasión la presidenta del Parlamento sí dejaba a Carme Adán hacer uso de la palabra.

La interpelación, en relación al Plan Ferrol, la formuló la diputada de AGE Yolanda Díaz y respondió el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde.

El acuerdo de los grupos parlamentarios al inicio de esta legislatura fue restringir las interpelaciones a las intervenciones del conselleiro y del diputado que la formulaba, pero los diputados del BNG dieron por roto este pacto cuando desde la Mesa del Parlamento se cambió el reparto del número de iniciativas a raíz de la creación del Grupo Mixto, lo que le supuso una merma al Bloque.

Así, Carme Adán pidió la palabra para pedir aclaraciones al conselleiro en relación al tema debatido, pero la presidenta le dio únicamente tres minutos desde el escaño. La diputada pedía que se respetasen los 10 minutos que estipula el Reglamento del Parlamento, lo que le costó las tres llamadas al orden, y la consecuente expulsión del hemiciclo, después del rifirrafe con la presidenta.

MALESTAR

El malestar causado en la diputada también alcanzó al resto del grupo parlamentario que, con su portavoz a la cabeza, Francisco Jorquera, abandonó el hemiciclo por esta interpretación y uso del reglamento, que considera «un abuso de poder».

«Las cuestiones de moderación no son objeto de debate», quiso zanjar Rojo, quien, dejando la posibilidad de hablar a la diputada nacionalista, ha adoptado este miércoles una postura distinta a la de los anteriores plenos, algo que los nacionalistas atribuyen a que los letrados advirtieron de que no estaba cumpliendo el Reglamento de la Cámara.

El BNG, en todo caso, mantiene su advertencia de acudir al Tribunal Constitucional para pedir que se cumplan sus derechos como parlamentarios en lo que al reparto de iniciativas se refiere.

«ABUSO DE PODER»

En declaraciones a los medios, Francisco Jorquera ha asegurado que seguirán estudiando acciones por lo que consideran un «abuso de poder» y una «vulneración» del Reglamento.

«Hay nuevos argumentos para presentar ese recurso ante el TC», ha señalado Jorquera, quien ha explicado que el BNG esperaba la resolución del recurso presentado ante la Mesa del Parlamento por el «recorte» de iniciativas a su grupo, como también le ocurrió a AGE.

Por su parte, Carme Adán ha denunciado que fue «expulsada del pleno» y, por lo tanto, está «impedida» para seguir defendiendo sus iniciativas de este pleno, por «hacer uso del reglamento».

«Hoy, la Presidencia, en vez de dar amparo a esta diputada, y a todos los diputados, está funcionado como un abuso de poder», ha reprochado Adán, visiblemente afectada por la expulsión que ha vivido.

GRUPO MIXTO

El Grupo Mixto se conformó a raíz de la entrada en la Cámara de Carmen Iglesias, que se había presentado en la candidatura de AGE y que fue expulsada de Esquerda Unida al negarse a dejar su acta de diputada.

El año pasado se produjo una escisión, con la marcha de Chelo Martínez, que también formaba parte la candidatura de AGE, en este caso, como miembro de Anova, formación que también abandonó.

INTERPELACIÓN

Esta polémica se ha vivido durante una interpelación presentada por AGE para exigir la depuración de responsabilidades políticas por el fracaso del llamado plan Ferrol y la rectificación de la política industrial de la Xunta.

Durante su intervención, la viceportavoz de AGE Yolanda Díaz ha denunciado que en Ferrol vivían 100.000 personas y «ya se llegó a 70.000», según identifica, fruto de que Feijóo «lo hizo tremendamente mal en el naval» y por eso la economía se «resiente». «Yo vivo allí, tengo una hija allí y voy a seguir viviendo allí, usted sé que no», le ha espetado al conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde.

En respuesta, Conde ha esgrimido que la economía gallega creció un 0,4 por ciento en 2014, mientras se disminuyó el paro, al tiempo que ha augurado que «los datos este año serán más favorables» este año para Ferrolterra.

En esta línea, Conde ha remarcado que Navantia en 2009 no tenía ningún contrato, mientras que ha puesto en valor que en la actualidad la ría de Ferrol está desarrollando proyectos constructivos por «más de 600 millones de euros».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar