Lugo despide a Francisco Cacharro, presidente de la Diputación durante 24 años

Cacharro Pardo, funeralLa Iglesia parroquial de San Antonio, apenas a 500 metros de la vivienda de Francisco Cacharro en la calle Concepción Arenal de la capital lucense, se quedó pequeña en la misa funeral por el que fue presidente de la diputación durante 24 años y barón provincial del PP, Francisco Cacharro, que falleció este domingo.

Hasta diez curas misaron el funeral, con la ausencia del Obispo Alfonso Rouco, para posteriormente conducir el cadáver al cementerio de San Froilán.

Familiares y políticos copaban los primeros asientos del templo lucense. Juntos, en la primera fila, se sentaron el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el alcalde de Lugo, Xosé López Orozco, el subdelegado del gobierno, Ramón Carballo, y el presidente de la Diputación, el socialista José Ramón Gómez Besteiro, entre otras autoridades.

Tampoco faltaron alcaldes y exalcaldes del Partido Popular de la provincia y de fuera de Lugo, como el expresidente de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar.

«Fueron muchos años compartiendo política a nivel de Galicia, casi como familia, como un hermano. Además éramos de las mismas ideas», aseguró el exbarón ourensano, al finalizar el oficio.

«PÉRDIDA MUY IMPORTANTE»

Junto a Baltar, el presidente de la diputación de Pontevedra, el también popular Rafael Louzán, mantuvo que se trata de «una pérdida muy importante para Lugo y, sobre todo, para la provincia, porque durante muchos años sirvió (a ella) y su legado ahí queda».

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ensalzó, por su parte, la figura de Cacharro, que fue «una persona que dedicó prácticamente su vida a los intereses de la Diputación de Lugo, es decir de la provincia de Lugo».

«Además tuvo un éxito electoral continuado. Ganaba las elecciones y, en consecuencia, fue una persona útil», ha remarcado el mandatario autonómico, quien ha subrayado que, desde el inicio de la Constitución, ostentó responsabilidades como senador».

A este respecto, ha destacado que es una «persona clave para entender la política gallega» en los últimos 40 años. «Y además, creo que, para Lugo, y para la provincia, algunas de sus actuaciones permanecen como el campus universitario y su orientación hacia los sectores de la agroindustria», ha agregado.

 

«LUCENSE CONVENCIDO»

El presidente gallego, que llegó de viaje de este fin de semana y señaló que «ahora había que despedir a Paco», ha remarcado que Cacharro era un «lucense convencido» y le ha «agradecido», desde el partido, «todo lo que hizo por la consolidación del Partido Popular de Lugo».

El presidente gallego ha abundado en que esta figura «supuso la consolidación del partido en Lugo, porque empezó con Alianza Popular y fue ampliando la esfera del partido hasta convertirse en la referencia política en todas las elecciones».

«Y, de hecho, la inmensa mayoría de los ayuntamientos de Lugo siguen apostando por el partido en el que militó Paco Cacharro desde que él empezó como presidente del partido y hasta hoy», ha apostillado.

Fuentes del PP confirmaron que nunca fue dado de baja, aunque discrepó en los últimos años con la línea oficial en muchos momentos. Pero siguió hasta su último día en que, automáticamente, se le dio de baja de militancia, explicaron.

El funeral comenzó poco antes de las 16,30 horas, y remató pasadas las 17,00, cuando los restos de Francisco Cacharro Pardo fueron conducidos al cementerio de San Froilán.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar