Más de mil familias fueron desahuciadas en Galicia el año pasado

Desahucio en Ourense
Desahucio reciente en Ourense.

El número de desahucios de familias por viviendas hipotecas durante 2014 en Galicia alcanzó las 1.068, según la estadística publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En total, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas ascendieron a 1.733, repartidas por provincias entre las 750 en A Coruña, 699 en Pontevedra, 244 en Lugo y 40 en Ourense.

Las restantes 665, hasta llegar a 1.733, fueron certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas el pasado año en relación con viviendas de personas jurídicas.

La estadística del INE no desglosa los datos referidos a viviendas habituales en el caso de las comunidades autónomas, a diferencia de lo que hace con el conjunto estatal.

Así, en el conjunto estatal, las ejecuciones sobre viviendas de personas físicas fueron 44.682. El dato gallego (1.068) es el octavo por la cola, por encima de los de La Rioja (166), Cantabria (216), País Vasco (275), Navarra (319), Asturias (441), Extremadura (814) y Aragón (942).

LA MAYORÍA, USADAS

Sí apunta Estadística, no obstante, la distribución entre viviendas nuevas en las que se produjeron ejecuciones hipotecarias (91 en Galicia) y viviendas usadas, la mayoría (1.642).

En global, contabiliza 3.020 ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas el pasado ejercicio en la comunidad gallega, las 1.733 sobre viviendas, 1.192 sobre otras urbanas y 95 sobre solares.

Por su parte, las certificaciones por ejecución hipotecaria correspondientes a fincas rústicas se sitúan en 162, de modo que, sobre el total de fincas, Galicia suma 3.182 ejecuciones en 2014.

Tomando como referencia las hipotecas constituidas en el periodo 2003-2013 sobre el total de fincas, el 0,56% de las hipotecas constituidas en la comunidad iniciaron una ejecución hipotecaria, por debajo de la media (0,9%).

Canarias (1,4%), Extremadura (1,2%) y Murcia (1,19%) registraron los valores más altos, mientras que País Vasco (0,18%), Comunidad de Madrid (0,45%) y Comunidad Foral de Navarra (0,46%) presentaron los más bajos.

CUARTO TRIMESTRE

En cuanto al cuarto trimestre, Galicia registró 301 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas y 223 sobre viviendas de personas jurídicas. De estas 524 ejecuciones, 489 eran viviendas usadas y 35 nuevas.

Además, hay que añadir otras 370 ejecuciones hipotecarias sobre otras fincas urbanas y 36 sobre solares, del lado de las fincas urbanas. Del de las fincas rústicas, se dieron 21 ejecuciones en el cuarto trimestre en la comunidad, lo que arroja 951 procesos en total.

Si se toman como referencia las hipotecas desde 2003 a 2013 sobre el total de fincas, el 0,17% de las constituidas en la comunidad gallega, otra vez por debajo de la media, comenzaron una ejecución en el último trimestre del año.

Extremadura (0,36%), Andalucía (0,31%) y Murcia (0,29%), en este caso, registraron los porcentajes más elevados, frente a País Vasco (0,03%), Asturias (0,08%) y Navarra (0,11%), con los menores.

DATOS ESTATALES

En el conjunto estatal, el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 34.680 en 2014, cifra un 7,4% superior a la de 2013.

Sólo en el cuarto trimestre del año pasado se registraron 8.819 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 29,9% más que en el trimestre anterior y un 2,9% más que en el cuarto trimestre de 2013.

El repunte de las ejecuciones hipotecarias en tasa trimestral contrasta con la caída experimentada en el tercer trimestre, el único del año 2014 en el que se registró un descenso, pues en el primer y segundo trimestre las ejecuciones hipotecarias se incrementaron un 19,1% y un 1,5% en tasa trimestral y ahora en el cuarto lo han hecho un 29,9%.

El objetivo principal de esta estadística del INE es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

En 2014 se iniciaron 119.442 ejecuciones hipotecarias, un 9,3% más que en 2013. De ellas, 113.916 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 5.526 a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas aumentaron un 9,3% en relación a 2013. Dentro de las fincas urbanas, 70.078 ejecuciones correspondieron a viviendas, cifra que representa el 58,7% del total de ejecuciones hipotecarias registradas en 2014 y que supera en un 5,9% la de 2013.

Dentro de las viviendas, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas sumaron 44.682 en 2014, de las que 34.680 (el 77,6% del total) son viviendas habituales de personas físicas y 10.002 no son residencial habitual de los propietarios. Estas últimas aumentaron un 8,8% respecto a 2013.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 25.396 el año pasado, un 3% más que en 2013.

Según el INE, sólo el 0,048% de las viviendas familiares existentes en España (18.362.000) iniciaron una ejecución hipotecaria entre octubre y diciembre de 2014.

MÁS EJECUCIONES EN VIVIENDAS USADAS

Del total de  deshaucios sobre viviendas registradas el año pasado, más de ocho de cada diez (58.660) afectaron a viviendas usadas, con un aumento anual del 8,2%. Las ejecuciones sobre viviendas nuevas sumaron 11.418, un 4,3% menos.

La estadística revela además que el 20,2% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en 2014 corresponde a hipotecas constituidas en 2007, el 17,3% a hipotecas suscritas en 2006 y el 12,1% a hipotecas firmadas en 2005. Ampliando un poco más el espectro, a los años 2005-2008, se obtiene que este periodo concentra el 61,6% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas el año pasado.

En 2014, las ejecuciones hipotecarias sobre solares ascendieron a 5.500, con un incremento anual del 13%. Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre locales, garajes, oficinas, trasteros, naves y otros edificios de naturaleza urbana alcanzaron las 38.338, un 15,5% más que en 2013.

Por último, las ejecuciones hipotecarias sobre fincas rústicas se situaron en 5.526 durante 2014, con un avance del 8,8% respecto al ejercicio precedente.
ANDALUCÍA LIDERA LAS EJECUCIONES HIPOTECARIAS SOBRE VIVIENDAS

Por comunidades autónomas, Andalucía lideró las ejecuciones sobre viviendas el año pasado, con un total de 16.275, seguida de Cataluña (14.230) y Comunidad Valenciana (11.252). En el lado opuesto se situaron La Rioja (338), País Vasco (368) y Navarra (374).

Sobre el total de fincas, Andalucía también encabezó el número de ejecuciones hipotecarias, con 29.645, seguida de Cataluña (20.666) y Comunidad Valenciana (18.038). A la cola volvieron a situarse Navarra (642), La Rioja (777) y País Vasco (856).

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar