La concejala socialista ourensana Mónica Vázquez demanda a su partido

Mónica Vázquez_concelleira suspensa de militancia PSdeG-PSOE Concello Ourense

La edila del PSOE en Ourense Mónica Vázquez, del grupo de cinco díscolos en el Gobierno municipal, ha anunciado que demandará a su partido por no resolver en un año el expediente de suspensión de militancia abierto contra ella y otros cuatro compañeros.

Así lo ha avanzado en la puerta del juzgado de Ourense, en donde ella fue la única que ha comparecido a la conciliación pedida previamente sin que se haya presentado el partido. Allí, Mónica Vázquez ha señalado que los cinco ediles díscolos del PSOE municipal presentaron papeleta de conciliación «ante la apertura de expedientes de suspensión de militancia».

De tal modo, ha considerado que era «muy fácil» aportar argumentos y razones «para no conciliar, pero ni siquiera los trajeron», en alusión al PSOE.

En ese sentido, ha dicho no tener «más remedio» que seguir adelante y ha anunciado la presentación de una demanda civil contra el PSdeG ante la «conculcación del artículo 8 de la Ley Orgnánica de Partidos Políticos» en el que se dice que no se puede expedientar a un afiliado «sin información del acto o actitud contrario a las normas, dar el derecho a ser oído, motivar la apertura del expediente y, por supuesto, contemplar el derecho a recurrir», según explica.

«Estoy aquí amparada por esa ley y ante la apertura de un expediente del que a día de hoy desconozco el motivo, y sin que se diera derecho a explicarnos, tras tener el gesto de esperar pacientemente un año sin tener noticias», ha concreto.

A esto ha añadido que, por su profesión de procuradora desde hace 20 años, conoce el ordenamiento jurídico. «No debo pedir perdón por ello sino respetarlo, como cualquier otro ciudadano», justifica.

CUESTIÓN DE SANTIAGO, NO DE MADRID

La primera edila que ha presentado la papeleta de conciliación y tras constatar la ausencia de la otra parte, ha explicado a Europa Press que los otros cuatro díscolos están citados en días diferentes a lo largo del mes de marzo. En el caso de que, como ha ocurrido este miércoles, no comparezca nadie del PSdeG «para dar explicaciones», presentarán sendas demandas.

Tras «intentar» un acto de conciliación «que es una invitación amable y la forma más leve de traer a alguien al edificio judicial», Vázquez considera que si nadie fue a dar explicaciones «es porque no las tienen», así que presentará la demanda «para que un juez dicte una sentencia». Y me dará la razón», apostilla.

En ese sentido, subraya que, desde su partido, se le «retiró un derecho fundamental de una forma indiscriminada e injusta» lo que supone el incumplimiento de una ley «y, por tanto, algo muy grave», pues la no resolución del expediente le priva de su derecho a elegir al secretario general del PSOE en Madrid y al candidato municipal.

«Al PP esto le importaría poco porque allí sabemos todos cómo se elige a sus miembros, a dedo», pero en el caso del PSOE «hay que entender que la unión y la diversidad» son «imprescindibles» y cree clave que su partido político «esté renunciando así a hacer un partido de gobierno».

También ha respondido preguntas sobre el inicio del proceso disciplinario, en enero de 2014, y ha afirmado no tener noticias. «Sé que esta cuestión está en Santiago, pues en Madrid tienen claro que no existe causa ni razón», y asegura que lo que se hizo con los cinco ediles «fue poco meditado».

«Se les fue de las manos, por el afán de un grupo de personas para liquidarnos y ahora están viendo las consecuencias pero si ven que cometimos alguna falta tan grave para nuestra expulsión, que lo digan, que me den derecho a replicar y que me expulsen ya, pero no es así», reprocha.

«SOMOS SOCIALISTAS»

La edila reitera la condición de un acto de conciliación «amable y no de ataque a nadie», al tiempo que recuerda las palabras del secretario xeral del PSdeG que hace unos días en Ourense dijo que no podía enfadarse porque los ediles acudiesen al juzgado pues estaban en su derecho.

«Somos personas razonables, cinco concejales a los que nos reconocen por la calle y no porque tengamos alguna tacha ni judicial, ni personal ni ética sino porque seguimos trabajando, somos responsables y sobre todo, somos socialistas, y esa condición nunca nos la van a retirar», subraya.

Al presentar la demanda, según detalla, la dirección del PSdeG tendrá 20 días para contestar por escrito y luego el juez pedirá las pruebas y señalará fecha para una vista en la que se verán demandantes y demandados.

Los expedientes fueron abiertos por la agrupación local socialista de Ourense, en el caso de Mónica Vázquez, José Antonio Rodríguez Penín, María Devesa y Alfonso Vilachá, y por la de Esgos en el caso de Susana Bayo, según explicaron a Europa Press.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar