¿Estamos en el camino?

Por mucho que se diga la primera preocupación de los españoles que engrosan las encuestas demoscópicas es el paro. Los que responden a los encuestadores, a pie de calle o al otro lado de la línea telefónica, cuando se les pregunta por sus prioridades todos contestan lo mismo: un trabajo. El paro sigue lamiendo en la base los pilares de nuestra sociedad haciendo que muchas personas, que se pueden contar por cientos de miles, estén al borde de la exclusión social o hayan traspasado ya la línea divisoria de los que no tienen nada en sus hogares, en el aspecto económico, para poder hacer frente a los gastos mínimos y necesarios de cada día.
El resumen del pasado mes de febrero abre una luz en el siempre oscuro camino de la esperanza en lo que se refiere al aumento del trabajo para esos millones de personas que diariamente deambulan por las oficinas de empleo buscando algo que les permita seguir siendo un miembro más de la sociedad a la quye pertenecen y ganarse el sustento con el sudor de su frente, como se dice bíblicamente, y no en base a prestaciones sociales. Es una luz tenue que nos gustaría que aumentase su intensidad y voltaje de forma rápida para, de este modo, albergar bajo su manto lumínico al mayor número de personas y guiarlas en su camino laboral.
Los datos, que siempre son fríos pero realistas, dan cuenta de que hay más mujeres que hombres en las colas del paro. Los varones que demandan un empleo son 2.117.980 y las mujeres 2.394.173. La tónica se mantiene en los meses. Existe más trabajo para ellos que para ellas. Entre los hombres el paro baja en 19.857 perceptores (-0,93%), mientras que en las mujeres aumenta en 6.319 (+0,26%).
Otra de las características que salta a nuestros ojos al analizar los datos del segundo mes del año es que no varían las dificultades para los menores de 25 años. Entre los más jóvenes sigue aumentando el paro, llegando ya a los 387.501; en contraposición los mayores de esta edad –auténtico caballo de batalla en los últimos años–, registran una ligera reducción, aunque siguen siendo una gran legión cifrada en 4.124.652 de buscadores de empleo. Entre los extranjeros, que tanto contribuyeron a la financiación social en años anteriores y de bonanza, el paro sigue aumentado de forma imparable.
En esa luz tenue y positiva de la que hablamos dan cuenta de que aumentó el número de afiliados a la Seguridad Social. Un ligero incremento del 0,58%, que pone freno a la caída imparable de los últimos tiempos, y todo ello hace que se supere de largo los 16 millones de cotizantes.
Espero que esta tendencia siga su espiral ascendente, y que no sea solo fruto de una cercanía electoral y con marcados signos estacionales. Por todo ello me pregunto lo mismo que en el titular del comentario: ¿Estamos en el camino? Ojalá sea así. Millones de españoles se sentirán aliviados.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar