Rajoy y Juncker, de acuerdo en la recuperación económica de España

Cumio enerxético na Moncloa_Passos Coelho_Hollande_Rajoy_Juncker_1

Los presidentes del Gobierno, Mariano Rajoy, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, han coincidido en el análisis de la situación económica de España en a Cumbre para impulsar las conexiones energéticas celebrada en Madrid: hai señales «evidentes» de recuperación.

Ambos político están de acuerdo en el avance experimentado por la economía de España pero también en la necesidad de hacer frente a la situación del desempleo.

«Aún nos queda mucho por hacer», afirmó, tajante, Rajoy.

 

Rajoy recibió en La Moncloa al presidente de la República francesa, François Hollande, al primer ministro de la República portuguesa, Pedro Passos Coelho, al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acompañado por el comisario de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete, y al presidente del Banco Europeo de Inversiones​ (BEI), Werner Hoyer, para la celebración de una reunión sobre interconexiones energéticas convocada por el presidente del Gobierno al máximo nivel político.

 

COMPROMISO COMÚN EN LAS INTERCONEXIONES ENERGÉTICAS

 

El principal objetivo era el de  avanzar en el compromiso común de Francia, España, Portugal y las instituciones de la Unión Europea con las interconexiones energéticas y la financiación de estas a través de fondos europeos, especialmente el Plan Juncker de Inversiones.

 

Cumio enerxético na Moncloa_Passos Coelho_Hollande_Rajoy_Juncker_1

Las interconexiones constituyen una pieza clave de la Unión Energética, que busca el establecimiento efectivo, en el seno de la Unión Europea, de un mercado energético interior y de una política común de energía, ambos sectores muy importantes para las empresas porque les permitirán acceder a un recurso fundamental para su competitividad a costes mejores y más previsibles.

Pero también son dos polos esenciales para el medio ambiente, porque sin ellos no es posible el desarrollo de las energías renovables, así como para la seguridad de nuestro continente, porque facilitan la diversificación de fuentes y reducen la dependencia de suministros de zonas inestables del mundo. Y, por último, son igualmente imprescindibles para nuestros ciudadanos porque permitirán que la energía llegue a los hogares a menor precio, incrementado con ello su bienestar.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar