Padre y madre imputados en tentativa de asesinato de su bebé en Ourense

 

   El titular del juzgado de instrucción número 1 de Ourense ha imputado a la madre de un bebé y a su pareja como posibles autores de tentativa de asesinato en un auto en el que decreta el archivo de las diligencias para otros familiares del bebé, que declararon como imputados desde 2013.

El juez detalla en su auto, los indicios que le llevaron a encadenar los hechos ocurridos desde antes de marzo de 2014, cuando fue ingresado en el hospital. Así, considera que fue «objeto de diferentes agresiones» tanto por parte de su madre como de la pareja sentimental de ésta, «lo que desembocó en la necesidad de ingresarlo urgentemente el día 20 de marzo de 2014 con una situación clínica grave», y donde recibió el alta el 8 de abril.

Según las declaraciones e informes médicos recogidos en instrucción, el juez determinó que el bebé presentaba fracturas, hemorragias y contusiones en el cráneo, fracturas en brazos y piernas en diferente estado de evolución e infección respiratoria. Todo ello calificado en un informe médico como «episodio aparentemente letal».

POR ACTOS VIOLENTOS

Además, según un informe del médico forense, también tenía fracturas costales, lesiones en la piel y hemorragias retinianas. El juez aprecia como indicios las declaraciones de los testigos profesionales de la sanidad que pusieron de manifiesto «que las lesiones sufridas por el menor sólo pueden ser consecuencia de actos violentos».

El instructor consideró «poco creíble» la declaración de los ahora imputados al explicar los motivos de llevar al pequeño al servicio de urgencias en marzo de 2014 «y especialmente extraña» le resultó la explicación de la pareja de la madre, pues dijo «que llevó al niño a urgencias porque se le iba» pero aún así, en lugar de llevarlo directamente al hospital, «dio un rodeo para recoger a la madre».

Imputa a ambos un posible delito de homicidio/asesinato (por determinar) en grado de tentativa o subsidiariamente un delito de lesiones graves. El auto acuerda además seguir la tramitación por el procedimiento de sumario pues «la pena prevista para el delito más grave de los imputados es, como mínimo, de 15 a 20 años de prisión» –para el caso del asesinato–.

El juez acordó el archivo de la causa para el resto de los denunciados, porque «ningún indicio» le llevó a pensar que tuvieran intervención en las lesiones «que casi desemboca en la muerte del menor» y considera «especialmente» significativo que tanto la madre como su pareja sentimental «reconociesen que sólo ellos tenían contacto con el niño», mientras que el resto de los familiares lo tenían de forma esporádica.

El auto conocido este viernes es notificado a fiscal y demás partes personadas, que pueden presentar contra él recurso de reforma en los tres días siguientes a la notificación, o recurso de apelación en los cinco días siguientes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar