37 gallegas murieron en diez años por violencia de género

La violencia de género se ha cobrado en Galicia, en la última década, la vida de 37 mujeres, lo que supone el 5,3 por ciento de las 693 que han sido asesinadas, en el mismo período, en toda España.

Los peores años dentro de esta serie han sido los de 2008, con siete víctimas mortales en Galicia de 76 a nivel estatal, y 2014, con seis asesinatos de 53 totales. Como consecuencia, el pasado año siete menores perdieron a su madre en la Comunidad gallega.

Son datos ofrecidos por la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, que ha dado cuenta también de que la Xunta se ha personado como acusación particular en tres de los seis crímenes ocurridos el pasado año, pues en los tres restantes el agresor se quitó la vida. En total, se ha personado en cinco casos.

Además, ha indicado que el número de denuncias presentadas hasta finales de septiembre de 2014 ascendió a 3.893 y que los juzgados dictaron un total de 816 medidas de protección, lo que supone 187 menos que el pasado año.

Asimismo, el servicio telefónico para la protección de víctimas de violencia machista atendió a 443 mujeres y el sistema de seguimiento por medios telemáticos de agresores con órdenes de alejamiento permitió controlar a 42 hombres.
AYUDAS Y ATENCIÓN

En cuanto a las ayudas a las víctimas de violencia de género, la responsable de Igualdade a nivel autonómico ha destacado que la Xunta concedió el pasado año 408 aportaciones económicas, 50 más que el pasado año, con una dotación de casi 1,55 millones de euros.

En concreto, fueron 336 las mujeres que percibieron ayudas mensuales de entre 300 y 800 euros mensuales, 65 las que cobraron un pago único y siete las que recibieron la indemnización que su agresor no había satisfecho.

«Se atendieron todas las solicitudes que cumplían los requisitos», ha resaltado López Abella, tras recordar que estas ayudas para garantizar la independencia económica de las mujeres con respecto a sus maltratadores se pusieron en marcha en 2006, por el Gobierno bipartito, en una iniciativa «pionera» en toda España.

Junto con ello, el programa de atención psicológica de la Xunta atendió a 355 personas, de las que 252 eran mujeres. También han recibido terapia 93 menores y otras 10 personas dependientes.

Los seis centros de acogida para mujeres maltratadas que existen en Galicia recibieron, a lo largo del pasado año, a un total de 277 personas –151 mujeres y 126 menores– y el centro de recuperación integral ubicado en Santiago, que abrió sus puertas en junio, se derivaron 28 casos.
OTRAS INICIATIVAS DE APOYO

Por su parte, el teléfono de información a la mujer recibió 4.870 llamadas, de las que 51 por ciento abordaban cuestiones relacionadas con la atención psicológica a víctimas; y el servicio de asesoría jurídica online registró 66 consultas.

A mayores, el programa ‘Abramos o círculo’, de asistencia psicológica a hombres con problemas de control de la violencia en el ámbito de la pareja, ha servido para trabajar con 93 hombres, un total de 14 más que el año anterior.
DATOS «ESCALOFRIANTES» ENTRE LA JUVENTUD

En paralelo a estos datos, López Abella ha indicado que están en marcha tres grupos de trabajo en el marco del Observatorio Galego da Violencia de Xénero.

Uno de ellos está actualizando el protocolo de entrada en las casas de acogida, otro –que comenzará este sábado– busca recoger experiencias de las víctimas para analizar posibles «fallos» en el sistema de atención y un tercero se centra en la juventud.

Después de que el informe sobre ‘Percepción social de la violencia de género en la adolescencia y la juventud’ elaborado a nivel estatal evidenciase que uno de cada tres jóvenes considera inevitable o aceptable controlar los horarios de la pareja, impedir que vea a su familia o amistades, la secretaria xeral ha dicho que es «escalofriante».

«Y, por desgracia, Galicia no está fuera de esto», ha advertido, y ha recordado que ya están en marcha campañas, por ejemplo, para intentar evitar prácticas como el ‘sexting’ –difusión de contenido erótico personal usando las nuevas tecnologías–.

Por último, ha señalado que el pasado noviembre se constituyó la comisión asesora de publicidad no sexista para eliminar «la carga machista» de ciertos anuncios y mensajes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar