A Coruña aprueba definitivamente el Plan de Protección y Reforma de la Ciudad Vieja

Carlos Negreira_concelleiros equipo de goberno PP

El Gobierno municipal ha aprobado en el pleno, de manera definitiva, la revisión y adaptación del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) de Ciudad Vieja y Pescadería, un documento consensuado en base a las demandas de los vecinos y a un nuevo modelo de ciudad que apuesta por la rehabilitación, por el cuidado del pasado y por la reactivación económica de la zona. En la sesión plenaria de esta mañana, la Corporación local también ha dado el visto bueno a dos mociones para apoyar a los trabajadores de Hewlet-Packard (HP) y para pedir que se garantice el acceso a las nuevas terapias para los enfermos de hepatitis C.

La aprobación definitiva del segundo Plan Especial de Protección y Reforma Interior de la historia de la ciudad, que cuenta con el visto bueno de la Dirección Xeral de Patrimonio, sustituirá al vigente en la ciudad desde 1998 y, tal y como explicó el teniente de alcalde de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Martín Fernández Prado, permitirá «contar con un instrumento de trabajo más actualizado para facilitar el día a día del Ayuntamiento, de los profesionales y de los vecinos».

«Es un plan consensuado que refleja las demandas de los vecinos y un nuevo modelo de ciudad que apuesta por la rehabilitación y por el cuidado del pasado. El objetivo es que los vecinos del ámbito, especialmente del casco histórico, disfruten de unos servicios, unas infraestructuras y una calidad de vida propia de cualquier habitante de una ciudad actual, pero conservando y respetando el patrimonio arquitectónico y artístico. Por eso el PEPRI aporta algo más que una serie de normas, sugiere planes para infraestructuras, espacios públicos y, en definitiva, una nueva forma para habitar y vivir», afirmó el teniente de alcalde.

 

ACTUALIZACIÓN DE LA NORMATIVA

El anterior PEPRI se aprobó hace casi 17 años, por lo que era necesaria una revisión normativa y una actualización informativa que permita su adaptación a la realidad. Además, se ajusta al nuevo Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) aprobado en 2013.

Fernández Prado señaló que el PEPRI aprovecha la declaración de la Torre de Hércules como patrimonio de la Humanidad para una mayor atención al patrimonio, al tiempo que mantiene la realidad construida y frena la pérdida patrimonial de la última década. «Desde la aprobación del anterior PEPRI, en 1998, la ciudad ha perdido 94 edificios catalogados, es decir un 10% del total. El nuevo documento cuenta con, aproximadamente, un 60% de edificios catalogados», explicó el teniente de alcalde, quien aprovechó para detallar las principales aportaciones del nuevo PEPRI:

– Transparencia y participación para lograr un plan consensuado. En este sentido, Fernández Prado recordó que se organizó una exposición divulgativa sobre el PEPRI en la Casa de Cultura Salvador de Madariaga, se celebraron 14 reuniones con 18 colectivos profesionales y asociaciones vecinales para recoger sus sugerencias, se divulgó desde la página web municipal y se puso en marcha una oficina específica para atender las dudas de ciudadanos y comunidades de vecinos de forma particularizada. «Es un proceso de participación sin igual en la historia urbanística de la ciudad», añadió el teniente de alcalde.

– Apuesta por la conservación y rehabilitación tanto desde el punto de vista ambiental como histórico. «Plantea un completo programa de rehabilitación a 12 años que supone actuar sobre el 20% del parque edificado: 334 edificios, de los que 290 están catalogados (117 en mal estado y 173 regular) y 44 no catalogados anteriores a 1960 en estado regular. Además, las actuaciones beneficiarán a 1.326 viviendas y la puesta en uso de 519 viviendas hoy desocupadas elevando la ocupación al 88% del parque edificado; implicará la recuperación de 28 edificios al año; y el coste, entre inversión pública y privada, será de 71 millones de euros», subrayó Fernández Prado.

– Trabajo técnico exhaustivo. Se ha hecho un análisis exhaustivo de los alrededor de 1.700 edificios del ámbito (de los que 1.093 están catalogados) que ha permitido contar con una cartografía actualizada y exacta de la situación real.

– División del ámbito en 6 zonas (Ciudad Vieja, Pescadería Norte, Pescadería Sur, As Atochas-O Derribo, Ensanche y Áreas Urbanas Renovadas) según sus propias características.

– Accesibilidad y visibilidad de la Ciudad Vieja. Uno de los principales objetivos es conseguir que la parte histórica de la ciudad sea más accesible para los ciudadanos y más visible para los visitantes, integrándola en la ciudad.

– Mejora de espacios públicos y recuperación de solares y edificios vacíos. Hay un 18% de viviendas vacías, además de edificios en mal estado y solares abandonados.

– Reactivación económica de la zona. «El área que comprende el PEPRI coincide con el centro de actividades y de negocios del área metropolitana, sin olvidarnos del uso residencial, uso mayoritario y referente de toda la zona histórica. La revisión del plan pretende combinar y flexibilizar ese uso residencial con el terciario y otros usos complementarios o alternativos que sirvan para hacer más atractivo el ámbito y para reactivar la economía», añadió Fernández Prado.

El Gobierno local, de forma paralela a la tramitación del documento, ha puesto en marcha una serie de iniciativas vinculadas a este espacio de la ciudad en la línea en la que va el PEPRI y teniendo en cuenta demandas vecinales que han surgido de las distintas reuniones. Por ejemplo, el centro cívico para la Ciudad Vieja; la primera fase de la peatonalización del casco histórico; subvenciones para fachadas y cartelería; el Plan de Murallas o el ascensor de Capitán Troncoso.

«Es una herramienta moderna, flexible, abierta y fruto del mayor grado de participación y consenso posible. Tengo total confianza en que esta nueva herramienta más actualizada y acorde al nuevo PGOM permitirá frenar la pérdida patrimonial de la última década y devolver al ámbito su protagonismo y su lugar. Es una pieza clave y estratégica de la ciudad para devolverle la centralidad metropolitana y para recuperar a nivel social y económico el principal centro de negocios del área metropolitana y de Galicia», concluyó Fernández Prado.

MOCIONES

En la primera sesión plenaria de este año, la Corporación local también ha aprobado dos mociones: la primera, presentada por el grupo municipal del PP, para apoyar a los trabajadores de Hewlet-Packard (HP) que prestan servicios a Abanca e instar a la entidad bancaria y a las empresas HP y Prosegur, como nueva adjudicataria, a que abran vías de diálogo para garantizar el empleo y los derechos de los trabajadores; y la segunda moción, a iniciativa del PSOE, para solicitar al Gobierno central que garantice el acceso a las nuevas terapias para los enfermos de hepatitis C y a la Xunta que adopte medidas necesarias para que la terapia, con los nuevos fármacos, se dispense en las farmacias hospitalarias.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar