La oposición no ofrece alternativas

Parlamento de Galicia_xeral-xeral PlenoEl portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, ha replicado este martes al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que «no está legitimado para dar lecciones» en materia de lucha contra la corrupción, pues «los hechos cuestionan sus palabras».

Ante el pleno de la Cámara, el diputado socialista ha recordado que el mandatario «podría haber actuado en muchos casos», aunque «no le interesó hacerlo», como a la hora de explicar sus «amistades peligrosas» con el narcotraficante Marcial Dorado y el empresario madrileño Pachi Lucas, considerado conseguidor de la ‘Operación Zeta’.

«¡Modifique su actitud opaca!», ha reclamado, crítico también con que Feijóo nunca ofreciese explicaciones en el Parlamento sobre la supuesta financiación irregular de su partido o la «rama gallega» de la ‘Operación Gürtel’.

También ha censurado Méndez Romeu que el presidente proponga ahora ampliar las funciones del Consello de Contas para la prevención de la corrupción, pues, durante el trámite de aprobación de los presupuestos, el PP rechazó una enmienda del PSdeG para incrementar la dotación económica de este órgano consultivo.

«¿Qué nos está contando ahora? ¿Una reforma no dotada presupuestariamente?», ha cuestionado, para insistir en que las propuestas hoy planteadas parecen «o falsas o mentira». «Facta, non verba», ha recomendado.

Al hilo de este consejo, el socialista coruñés ha sostenido que la lucha contra la corrupción política «no es cuestión de más leyes», sino que requiere «una ética compartida basada en la ejemplaridad».

En ese aspecto, a su entender, los dirigentes del PPdeG «fallan». «Usted se negó 40 veces a comparecer en la Cámara y, de 700 peticiones de información oficial, la mitad se rechazaron», ha ejemplificado para poner en cuestión sus medidas de «transparencia».

En la misma línea, ha echado de menos «la ética y la estética» en la adjudicación de la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, de un contrato con Povisa, clínica en la que trabajó, del que «no se conocen» las cláusulas. Además, ha apuntado que casi la mitad de los contratos del actual Gobierno gallego se hicieron «sin libre concurrencia».

Dicho esto, el exconselleiro socialista ha tendido la mano al presidente para «la implantación de una ética pública que sea un modelo». «Es fácil aprobar 50 leyes; lo difícil es conseguir una res pública virtuosa, y no se puede retrasar más», ha defendido.

Por tanto, ha solicitado al mandatario que «cambie de actitud» y propicie «un marco» en el que todas las fuerzas parlamentarias puedan «contribuir a la necesaria modernización de la vida pública en sus normas y costumbres». «Traiga algo sobre lo que discutir, presentar enmiendas, pactar…», ha finalizado Méndez Romeu.

BEIRAS: «VÁYASE, SEÑOR NÚÑEZ!!

El portavoz de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xosé Manuel Beiras, ha desacreditado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para presentar medidas de regeneración de la política por la «corrupción» que salpica a su formación política y le ha espetado: «Si quiere dar un impulso democrático: ¡Váyase señor Núñez!».

En el turno de intervenciones de la oposición, en el marco de la comparecencia del mandatario gallego para presentar medidas para evitar la corrupción política, Beiras ha parafraseado esta cita, pronunciada entonces por el jefe de la oposición, José María Aznar. Beiras ha defendido que Felipe González «no cometió la indignidad de ir a las Cortes» a presentar medidas en los años 90, cuando «alrededor de su partido» se situaban una «serie de escándalos de corrupción».

El veterano político censuró a Feijóo y al presidente del Gobierno central por ir a las Cortes para convertirse «en árbitro de la ética política». «¿O es que la corrupción en otros ámbitos es un escándalo y en otros no?», se ha preguntado.

Beiras le echó en cara al presidente autonómico la «foto» de la plaza de Toros de Pontevedra con el denominado, por la investigación judicial ‘Operación Zeta’, ‘conseguidor’ de la supuesta trama de fraude en cursos de formación, Pachi Lucas, que «pernoctaba en su casa», le dijo Beiras a Feijóo.

También le reprochó las fotografías de los años 90 con el contrabandista Marcial Dorado, en cuyo «yate estuvo» Feijóo, le recordó. «No sabe si había nieve (en referencia a unas palabras del presidente), harina o lo que era», ha manifestado.

Durante su intervención, el portavoz parlamentario de AGE ha asegurado que «cuando se practica la democracia, la corrupción es aislada», pero, ha agregado, en este caso la «corrupción está en un partido entero». En este sentido, se ha referido a la investigación bajo la denominación de ‘Gürtel’.

Beiras ha asegurado que la comparecencia de Feijóo ha constituido un «lapsus freudiano», ya que, a su juicio, «revela» que saben que «no van a gobernar más» y que quieren poner «más controles a los que vengan».

Pero, para el portavoz de la coalición, el mandatario autonómico «no tiene legitimidad ni ética para erigirse» en impulsor de medidas de este tipo, por lo que ha considerado la intervención de este martes «un acto más de indecencia, de chirigota».

Asimismo, el dirigente nacionalista ha concluido que «corrupción» es «violar» la Constitución a diario, como acusó al PP que hace, y aprobar leyes contrarias a las que se incluyen en el programa electoral.

Finalmente, Beiras ha dicho que si bien no se pueden hacer «extrapolaciones» directas de lo que ha ocurrido en Grecia, ha advertido de que sí extensiones analógicas. «Y ya verán ustedes lo que les pasa, todos podemos hacer eso», ha apostillado.

EL BNG VE «HUMO»

El portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, ha tildado este martes de «humo» la «retahíla de propuestas» del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, contra la corrupción, pues, a su juicio, sólo buscan «tapar» y «justificar» lo que no está haciendo.

Ha ejemplificado esta afirmación el dirigente nacionalista, en su turno de réplica ante el pleno del Parlamento, en el anuncio del mandatario de una nueva ley de transparencia «para ocultar que no respeta la vigente».

«De usted no se espera una mala palabra, pero tampoco una buena obra», ha remachado, y ha incidido en que la lucha contra la corrupción «no se predica» sino que «se practica». «Es necesario actuar con contundencia y usted no lo hace», ha mantenido.

En este punto, ha censurado que Feijóo prefiere «mirar para otro lado lado a la hora de rendir cuentas» sobre la «interminable lista de imputados» de su partido o sobre sus «amistades peligrosas» con el narcotraficante Marcial Dorado o el supuesto conseguidor de la Operación Zeta, el empresario madrileño Pachi Lucas.

«Sólo le faltó emular a Rajoy y decir que ‘ya si tal», ha ironizado Jorquera, y ha proseguido con la equiparación al comparar la dimisión del presidente de Sogama, Luis Lamas, la semana pasada, por adjudicar un contrato a un bufete del que era socio, con la de la exministra Ana Mato en vísperas de un pleno sobre medidas anticorrupción.

Crítico también con que el presidente no facilitase a los grupos parlamentarios sus medidas para poder debatirlas en profundidad, como si los diputados fuesen «invitados de piedra» a la comparecencia, el diputado del Bloque ha presentado sus «propuestas concretas» para «una lucha más eficaz contra la corrupción».

Así, ha defendido la necesidad de eliminar las denominadas «puertas giratorias», restringiendo la incorporación a empresas privadas de altos cargos públicos; de reclamar el endurecimiento de las penas para delitos de corrupción, que deberían resarcirse con el patrimonio personal; y que se eliminen las prácticas de contratación pública sin publicidad.

También ha apostado por devolver al sistema público aquellos servicios privatizados o de gestión indirecta, por reducir los gastos de publicidad, por mejorar los medios de la Justicia para combatir la corrupción y por «garantizar la independencia» de los medios de comunicación públicos.

 

GRUPO MIXTO: «LAVADO DE IMAGEN»

Previamente, la portavoz del Grupo Mixto, Carmen Iglesias, censuró que la intervención del presidente había sido, no un impulso democrático, sino «un impulso electoralismo, un lavado de imagen y propaganda gratuita».

La viceportavoz, Chelo Martínez, también acusó a Feijóo de acudir al pleno del Parlamento para un «intento de limpiar la cara del PP» y le ha recriminado la corrupción generalizada citando las operaciones Patos, Pokémon y Zeta, entre otras.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar