El lobo marino «Fisterra», ya recuperado, será embarcado mañana hacia el Gran Sol

Lobo mariño de nome Fisterra

El lobo marino ‘Fisterra’ embarcará este lunes, a las 10,00 horas, en el puerto de Celeiro (Lugo) a bordo del barco ‘Rodríguez Parapar’ con destino al Gran Sol, en la zona sur de Irlanda, en donde será liberado tras recibir tratamiento de recuperación en Ferrol.

‘Fisterra’, un lobo marino ceniciento (Halichoerus grypus), fue hallado el día 5 de diciembre en la playa de Mar de Fóra, en el municipio coruñés de Fisterra. Varado en el arenal, se negaba a volver al mar, una negativa que los técnicos usan como criterio para la detención de problemas en esta especie, por lo que fue recogido para su recuperación.

De este modo, el animal fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de Lobos Marinos de Ferrol, situada en las instalaciones de la sección de mamíferos marinos de la Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN), entidad integrada en la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma). El ejemplar presentaba un cuadro de desnutrición grave, con bajo nivel de grasa y peso.

Según ha informado el Cemma, fue tratado de forma preventiva para eliminar parásitos y otras patologías crónicas de baja intensidad, sobre todo pulmonares, a las que estas especies son muy vulnerables. Tras comenzar a alimentarse por sí mismo y a ganar peso, pasó a una segunda fase de tratamiento en una piscina en la misma instalación, en donde realizó ejercicio y adiestró la alimentación en buceo.

Ahora, una vez recurado, será llevado al Gran Sol a bordo del ‘Rodríguez Parapar’, que zarpará este lunes, a las 10,00 horas desde el puerto de Celeiro –puerto sur lonja nueva–. La liberación tendrá lugar 48 horas después en aguas internacionales, al sur de Irlanda.

El Cemma ha explicado que la temporada de lobos marinos de este año fue especialmente temprana. Así, mientras que en otros años los ejemplares comenzaban a aparecer en Año Nuevo, en esta ocasión empezaron a aparecer a principios de diciembre.

En este periodo fueron recogidos tres ejemplares, uno de los cuales no sobrevivió. Por su parte, el tercero, recogido en el mismo puerto de Celeiro, permanece aún en fase de recuperación. También se avistaron otros dos animales en Burela y A Coruña, aunque estos no necesitaron ser recogidos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar