Europa entera mira hoy hacia Grecia

Los griegos están llamados hoy a las urnas en unas elecciones generales anticipadas en las que la coalición de izquierdas Syriza parte como favorita y podría poner fin a la alternancia en el Gobierno de los conservadores de Nueva Democracia y los socialistas del Pasok. El resultado de las elecciones griegas también es aguardado con expectación por las instituciones europeas y el FMI, ya que el líder de Syriza, Alexix Tsipras, se ha comprometido a renegociar la deuda contraída por el país heleno si gana los comicios. Desde el Gobierno alemán ya han advertido que la zona euro está hoy en condiciones de asumir la hipotética salida de Grecia de la unión monetaria. Además, los analistas consideran que una victoria de Syriza en Grecia podría provocar el «contagio político» y abrir el ascenso en cadena de partidos antiestablishmenten otros países europeos.

Pese a una tímida recuperación poco palpable aún en la economía real, el Gobierno que salga de las urnas tendrá que hacer frente a una crisis sin precedentes que ha contraído la economía griega el 25% de su PIB en un lustro, acumula una deuda de 300.000 millones de euros, ha dejado a 300.000 familias en el umbral de pobreza y cuenta con 50% de paro juvenil. Si se cumplen los pronósticos de los sondeos, el Ejecutivo que presumiblemente liderará Syriza pretende abandonar de inmediato el rescate, reestructurar la deuda, con una quita superior al 50% del valor nominal de la misma y, sobre todo, liberarse del dictado de la troika de acreedores para «recuperar la soberanía», según subrayó Alexis Tsipras en el cierre de la campaña electoral. El todavía primer ministro de Grecia, Andónis Samarás, cerró la campaña el viernes asegurando que gracias a su gestión el país está comenzando a salir de la crisis y advirtiendo sobre los peligros de abandonar los programas de reformas, lo que, según dijo, podría llevar al país de nuevo al abismo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar