Galicia tomará medidas anticorrupción «más exigentes» que las estatales

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha avanzado este jueves que en el pleno monográfico sobre corrupción que tendrá lugar el próximo martes presentará algunas medidas que «van más allá de las exigencias que se solicitan a nivel general en las Cortes para todos los representantes políticos en España».

«Tenemos textos en el Consultivo, al que le pedimos algunas propuestas, y mucha información sobre los espacios de legislación que afectan a Galicia», ha reflexionado el presidente, quien ha remarcado que, en consecuencia, «llegó el momento de precisar el cronograma y las distintas modificaciones normativas» que se van a acometer en la comunidad.

Al respecto, ha señalado que algunas medidas «son muy conocidas» y ha recordado que él mismo se las presentó al líder socialista José Ramón Gómez Besteiro en un encuentro mantenido por ambos dirigentes. Entre ellas se encuentran, por ejemplo, la limitación de la financiación de los partidos políticos y del tiempo de duración de las campañas electorales.

«Nosotros estamos cumpliendo el compromiso y la palabra dada», ha aseverado el presidente gallego, aunque no se ha atrevido a avanzar «qué va a ocurrir» y cuál será la recepción de los grupos, que ya han manifestado su desconfianza hacia la comparecencia de Feijóo, en relación a las medidas que expondrá.

En todo caso, ha señalado que, por parte del PSdeG, sería «sorprendente» que se rechazasen «las propias medidas que ellos mismos propusieron o las que pactamos en el Debate sobre el Estado de Autonomía». Sobre el resto de grupos, ha apuntado que hay «dudas» sobre cuál será su posición.

LAS «MÁS EXIGENTES» DEL ORDENAMIENTO GALLEGO

Con independencia de ello, se ha reafirmado en que él comparecerá para aprobar «el elenco de medidas de impulso democrático más exigentes que nunca hubo en Galicia».

«Ese será mi compromiso; espero y deseo que este Gobierno y el Parlamento actual impulse las medidas de exigencias éticas, transparencia y responsabilidades políticas más exigentes que hubo nunca en el ordenamiento político gallego», ha zanjado.