Bárcenas asegura que Rajoy conocía la contabilidad B

El extesorero del PP Luis Bárcenas aseguró ayer que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, «conocía la existencia de la contabilidad B del PP desde el principio». Según explicó, «todos los apuntes son rigurosamente ciertos» y fueron percibidos por determinadas personas «en efectivo». «¿Cómo no iba a conocer Mariano Rajoy la contabilidad B cuando le entrega los sobres Álvaro Lapuerta directamente en su despacho mientras estuvo en Génova y se lo llevaba al ministerio cuando era ministro?», declaró a los periodistas que durante todo el día de ayer le abordaron tanto a las puertas de la Audiencia Nacional – donde debe acudir tres días a la semana – como en las inmediaciones de su domicilio.

Bárcenas insistió en que la caja b «es la caja del PP» y la contabilidad manuscrita «no son los papeles de Bárcenas, son los papeles del PP, desde el primer apunte hasta el último». «Que eso ha sido una equivocación, una incorrección, sin ninguna duda. Y yo asumo la parte de responsabilidad que me corresponde», admitió, y añadió: «Pero en definitiva quien se ha beneficiado de esa contabilidad ha sido el partido, alguien más tendrá responsabilidad». El extesorero reiteró que «no hay un solo apunte en esos papeles de ingresos y gastos que no se corresponda con un concepto real» y que «la explicación que da el PP es absurda».

«Si la contabilidad fuese mía, de mi dinero, desde luego, yo no pago la obra del PP. ¿En la cabeza de quién entra que yo voy a pagar de mi dinero la obra de remodelación de la calle Génova o le voy a dar a la Fundación Humanismo y Democracia 30.000 euros?», argumentó Bárcenas, quien aseguró: «No voy a devolver absolutamente nada, porque el único dinero que yo he tenido y que tengo es el que tengo en Suiza y lo he ganado con una actividad profesional desde 1989. En paraísos fiscales tengo cero, nada».

Por otra parte, exoneró a José María Aznar de conocer la contabilidad B. «Yo no tengo conocimiento de que él supiese que existía», indicó el extesorero.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, declinó hacer «valoraciones de las declaraciones que hagan en su defensa los imputados en algunos delitos» y señaló que no es tarea del Gobierno «ponderar la estrategia procesal de cada uno».

El secretario de política federal del PSOE, Antonio Pradas, consideró que el presidente del Gobierno «ha convivido y dado aliento a un delincuente». El coordinador federal de IU, Cayo Lara, exigió a Rajoy que dé explicaciones en el Congreso y consideró «una vergüenza y una burla a los ciudadanos que no haya dimitido nadie en ese Gobierno».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar