Susana Díaz y Pedro Sánchez pactan una tregua en su confrontación política

image

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, subrayó ayer que el secretario general del PSOE sabe que tiene todo su «apoyo, ayuda y colaboración en un momento complicado», al tiempo que dijo que ella en su partido «tiende a coser y a unir». Al hilo de este comentario, algunos diarios, como ABC y EL MUNDO, resaltan que Díaz citó el cargo y no la persona. Preguntada sobre la opinión que le merecen algunos comentarios de miembros del partido que ven que una hipotética victoria electoral en Andalucía podría abrirle las puertas a nivel nacional, Díaz manifestó que «tiene mucho cariño a sus compañeros dentro y fuera de Andalucía» y añadió que saben que siempre arrimará el hombro y estará «para apoyarlos». En este sentido, interpretó las últimas declaraciones del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero alabando su labor como gobernante. «Es cariño», señaló Díaz, que agradeció «todo el cariño» de sus compañeros.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró ayer que se siente «más que legitimado» para liderar a los socialistas tras haber recibido el apoyo de la militancia, y alabó la excelente relación que le une con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. «Nos consultamos muchas de las decisiones que se toman en el día a día del PSOE», señaló. En una entrevista en Rac1, resaltó que el «rival» es el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, argumentó que el PSOE fue grande cuando tuvo muchos líderes destacados, y añadió que cree que el PSOE necesita más líderes.

Según EL MUNDO, Sánchez y Díaz han llegado a un «acuerdo de paz» hasta la celebración de las municipales de mayo. En este contexto sitúa el diario las declaraciones de Sánchez, que ayer dijo que existen «razones objetivas» para el adelanto de las elecciones en Andalucía.

Sánchez recibió ayer el apoyo de Patxi López, quien dijo que lo está haciendo «francamente bien». Tras recalcar que es el secretario general del PSOE «elegido por los militantes», defendió que «está haciendo lo que le corresponde, que es liderar a los socialistas para recuperar la cercanía y credibilidad» que perdieron y para «construir la alternativa a la derecha que tanto necesita este país». En su opinión, todo lo demás es «ruido», que no interesa a nadie. En esta línea, la exministra de Defensa, Carme Chacón, resaltó que «las polémicas internas no interesan a los ciudadanos».

LA RAZÓN destaca que «el PSOE cierra filas en torno a Pedro Sánchez para intentar frenar la crisis». Por su parte, EL PAÍS señala que Sánchez refuerza su agenda internacional y con la militancia para «acallar las dudas sobre su liderazgo».

Críticas a Zapatero por su cita con Iglesias
Entretanto, la reunión del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, recibió ayer el reproche de la secretaria de Empleo del PSOE, Mari Luz Rodríguez, que la calificó de «sinsentido político, inadecuada e inoportuna». Por su parte, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, dijo que pondrían «haber avisado» a Pedro Sánchez, quien ayer señaló que «Zapatero puede reunirse con quien quiera y hacer lo que quiera con su agenda». Sobre la posibilidad de reunirse él con Iglesias, dijo que en este momento no ve «ninguna» razón para hacerlo.

Sánchez y Zapatero coincidieron ayer en el Ateneo de Madrid en la presentación de un libro de Jordi Sevilla. Los diarios destacan que no se dieron la mano, si bien reflejan un saludo al concluir el acto.

Respecto al encuentro de Zapatero con los dirigentes de Podemos en la casa de José Bono, tanto el exministro de Defensa como Iñigo Errejón calificaron de «charla informal» la reunión. De igual modo, el secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, que también estuvo en la cita, negó cualquier tipo de «intencionalidad política».

Por lo que respecta al posible adelanto electoral en Andalucía, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, se mostró ayer convencida de que los andaluces entenderán la decisión que adopte. Una decisión que, dijo, «no puede demorarse más», por lo que la tomará «en los próximos días». Por su parte, el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, resaltó que los andaluces merecen «bastante más seriedad que la que está sobre la mesa» y rechazó que IU esté amenazando al PSOE en relación a futuros pactos. El portavoz parlamentario del PP-A, Carlos Rojas, reclamó a Díaz que comparezca en el Parlamento y explique «lo que está tramando».

El Parlamento andaluz decidió ayer celebrar el próximo lunes un pleno extraordinario, una decisión que EL PAÍS interpreta como la preparación del «escenario» para el adelanto electoral. De igual modo, ABC destaca que «Díaz ultima la disolución del Parlamento andaluz». Desde otra perspectiva, EL MUNDO destaca que «Susana Díaz intenta blindarse frente a Alaya», para lo que incluirá en la Diputación Permanente andaluza a los ‘preimputados’ en el caso ERE para que sigan aforados si disuelve el Parlamento.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar