Xunta, patronal, CC.OO y UGT refuerzan el diálogo social

Activacion emprego

La Xunta, la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) y los sindicatos de CC.OO. y UGT han dado este miércoles un paso adelante para reforzar el diálogo social, tras el acuerdo alcanzado previamente en el ámbito estatal, con la firma de dos programas de empleo y formación que beneficiarán en la comunidad a 40.000 desempleados menores de 25 años y a 20.000 parados de larga duración.

Tras la firma de los acuerdos, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha subrayado que los desocupados mayores de 45 años con cargas familiares podrán compatibilizar el contrato laboral que incentivará el plan que atañe a su colectivo con la ayuda estatal de 426 euros durante seis meses.

La dotación total de los dos planes asciende a unos 60 millones de euros que, sumados a los 45 de los cinco programas de empleo y formación que beneficiarán a otros 100.000 parados ratificados en el Consello de la pasada semana, supone, en palabras de Feijóo, que su Gobierno arranca el año activando unos 100 millones para promover el empleo en la comunidad.

Feijóo ha destacado que Galicia se «pone a la cabeza» de las comunidades al activar programas «complementarios» al estatal y ha elogiado la «responsabilidad» de los empresarios y de los sindicatos firmantes, representados en el acto por el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), José Manuel Fernández Alvariño, y por los secretarios xerais de CC.OO., Xosé Manuel Sánchez Aguión, y de UGT, José Antonio Gómez.

Los sindicatos han coincidido con el presidente en el carácter «complementario» de este plan y también en que supone «un avance», toda vez que responde a «alguna» de sus reivindicaciones. Con todo, Sánchez Aguión ha remarcado que es «claramente insuficiente» y tanto él como José Antonio Gómez han advertido que estarán «vigilantes» para que se cumplan sus medidas.

También «vigilante» estará Fernández Alvariño, quien ha destacado la línea de incentivos a la contratación empresarial y ha esgrimido que este tipo de «estímulos» son necesarios. «¡Sólo faltaría!», ha proclamado el presidente de la CEG, quien ha subrayado que él «todos los días se levanta estimulándose a sí mismo» para trabajar y ha señalado que, al igual que los sindicatos, evaluará el cumplimiento del plan.

MEDIDAS Y DIÁLOGO SOCIAL

Como ejes de los planes, el presidente ha aludido a la «mejora» de la intermediación con los desempleados, mediante la contratación de técnicos para el «apoyo» o trato «individualizado» al colectivo de desempleados; la mejora de la empleabilidad, mediante programas de formación, prácticas en empresas y entidades sin ánimo de lucro; y la potenciación de la formación dual.

Los «incentivos» a la contratación y a la transformación de contratos temporales en indefinidos, así como el fomento del empleo, mediante ayudas directas y asesoramiento para la constitución de empresas o el impulso de cooperativas son otros de los pilares que sustentan los programas rubricados por Xunta, CC.OO., UGT y CEG.

Feijóo ha reivindicado el diálogo social y ha recordado los acuerdos adoptados en este marco en el pasado mandato, al que ahora ha sumado éste, convencido de que «prueba» que el diálogo social es, «si se quiere», una «garantía de éxito» y «mucho mejor que el desacuerdo social».

Ha incidido en que hay «un sindicalismo responsable» tras los planes firmados, cualidad que ha atribuido también a los empresarios. Dicho esto, ha recalcado la necesidad de «comunicar» estos acuerdos a las empresas para que «utilicen» ambos instrumentos y también animar a los jóvenes a que los «aprovechen» porque «hay capacidad económica» para «ayudar a muchos».

«ESTAREMOS VIGILANTES»

Tras la firma de los documentos y la presentación del acto por parte de la conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, el secretario xeral de CC.OO. ha reconocido el «avance» que supone la firma de estos planes, con especial hincapié en el «refuerzo» del Servizo Público de Emprego de Galicia (SPEG), que contará de ahora en adelante «con más de 120 personas» para prestar «una atención individualizada» a desempleados.

Gracias a este «esfuerzo conjunto», ha reconocido que unos 60.000 gallegos podrán mejorar su formación o cualificación profesional y, con ello, tener «mayores posibilidades» de acceder a un empleo o apostar por el autoempleo, pero ha reconocido que este paso, junto con el dado en el ámbito estatal, resulta aún «absolutamente insuficiente».

Por ello, además de recordar la «obligación» del sector empresarial de hacer «un especial esfuerzo» para generar «empleo de calidad», ha añadido que el sindicato trabajará en la difusión y ejecución de las medidas, y estará «vigilante» para que se cumplan. Asimismo, seguirá exigiendo que el resto «de los más de 250.000 desempleados en Galicia» tengan «un empleo» o «una cobertura social adecuada».

En la misma línea, el secretario xeral de UGT en Galicia ha agradecido su labor a todos los que participaron en el desarrollo de estos programas y ha reconocido que son fruto «de un diálogo abierto», en el que se han sido tenidas en cuenta «reivindicaciones» del sindicato. Al tiempo, ha incidido en el carácter «complementario» de este acuerdo con respecto al adoptado en el marco estatal.

Este paso, a su entender, resulta «imprescindible» para hacer frente a la «situación insostenible» que sufren dos colectivos especialmente afectados por la crisis como son los jóvenes y los parados de larga duración. Para Gómez, la firma de estos planes evidencia «un avance en el diálogo social» en la comunidad que «debería continuar» y «complementarse» con otros planes de empleo y protección social.

El responsable sindical ha subrayado que estos planes deben dar «resultados nítidos», pero ha advertido que UGT no entiende con los actuales datos económicos que se pueda hablar de una recuperación de la crisis económica y ha reclamado un «cambio» en las políticas, apostando, entre otras cuestiones, por la innovación, la industrialización, los empleos ‘verdes’ o la rehabilitación de la vivienda.

«SATISFACCIÓN» Y «COMPROMISO»

Por su parte, el presidente de la CEG, José Manuel Fernández Alvariño, ha subrayado que la firma de estos planes se traduce en «satisfacción» para los empresarios, ya que nace de «un diálogo abierto y fluido» y pone el foco en «sectores excluidos» que han perdido «la fe» en la sociedad, pero también de «compromiso».

Así, ha destacado los incentivos a la contratación empresarial, el fomento al emprendimiento y también las prácticas en empresas que facilitarán estos programas, y ha abogado por «visibilizar» los puntos de encuentro entre sindicatos, empresarios y administraciones. «Y el primero es contratar. Contratar, contratar y contratar», ha aseverado.

Dicho esto, ha augurado que «se presenta un año 2015 un poquito mejor» en el ámbito económico. «Para mí, que soy optimista», ha zanjado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar