El «pico» de la gripe podría retrasar intervenciones quirúrgicas

La conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, ha afirmado que su departamento no descarta tener que reprogramar cirugías en otros puntos de Galicia además de en Ourense, algo que, según ha precisado, «no es para nada algo excepcional» durante los picos de gripe.

«Casi todos los años tenemos que reprogramar cirugías en los picos de gripe», ha destacado la titular de Sanidade en declaraciones a los medios de comunicación durante una visita a la sede del Imelga, en los juzgados de Santiago.

«Estamos en una situación en que hay mucha actividad en urgencias, en los puntos de atención continuada, primaria y hospitales. No es para nada algo excepcional el tener que reprogramar cirugías en los momentos de picos de gripe en los hospitales», ha explicado.

En este sentido, ha apuntado que «en este momento solo» se está haciendo en Ourense, pero ha agregado que no se descarta, «como todos los años», que se tenga que hacer «en otros puntos». «Esto es actividad y la respuesta que tenemos que dar a los ciudadanos es la que tenemos que dar en cada momento», ha apostillado.


DISCULPAS

Como el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la conselleira ha pedido disculpas este martes al reconocer que no está satisfecha «ni con el confort ni con el tiempo» en que se ha atendido a los pacientes durante el pico de gripe de este año, que se adelantó unas semanas respecto de lo previsto.

Mosquera también ha respondido, a las preguntas de los periodistas, que Feijóo puede hacerle «todos los toques que considere oportunos», en caso de que el jefe del Ejecutivo pretendiese mandar un mensaje a la gestión realizada por la conselleira durante esta crisis.

Sin embargo, la dirigente ha defendido que cree que «se está trabajando muy bien en todos los hospitales, tanto los equipos directivos como los jefes de servicio de los servicios de urgencia, como los propios profesionales de los servicios de urgencia».

Los días de más actividad fueron los 27, 28 y 29 de diciembre, y «la respuesta fue inmediata, tomando aquellas medidas que se han demostrado que son eficaces», ha asegurado la responsable gallega en materia de sanidad.

«La atención sanitaria fue en todo momento de la máxima calidad», ha proseguido, antes de admitir que «con el número de pacientes que se tuvo, lo que sí se resintió fue la demora». «La gente tuvo que esperar más de lo que es habitual y de lo que nos gustaría a todos», ha señalado.
VIGO

«Tuvieron que esperar más y en algunas condiciones en algunos hospitales que tienen unas condiciones de antiguo como el Hospital de Vigo», ha agregado, antes de destacar que «por eso» el Gobierno gallego está «haciendo un nuevo hospital» en la ciudad olívica.

Este año, ha garantizado, dicho hospital «estará en funcionamiento». Por ello, ha considerado que «el problema estructural» en esta localidad «será resuelto este año». «Esperemos que sea el último pico de gripe que pasemos con las estructuras obsoletas que tiene Vigo», ha incidido.

RECORTES

«Evidentemente no podemos hacer otra cosa más que pedir disculpas cuando no somos capaces de dar la mejor respuesta», ha afirmado Mosquera. «Y estamos acostumbrados a dar una muy buena: respuesta asistencial en tiempo, en forma y en calidad. En calidad asistencial repito creo que se ha dado una respuesta equivalente al resto del año», ha reiterado, antes de indicar que «no así en confort y no así en tiempo».

Cuestionada sobre quienes achacan los colapsos a los recortes, lo ha negado, al resaltar que «se sustituyó todo aquello que se consideró necesario sustituir» y que «en ningún caso ha faltado nada necesario para atender a los pacientes».

Por ello, ha atribuido las referidas críticas a que «cada uno hace su papel» y los sindicatos «tienen que hacer su papel». Pero «los gestores tienen que hacer su trabajo y todos tienen que hacer su trabajo», ha añadido, antes de argumentar que «la mayoría de los profesionales han trabajado perfectamente y han dado la mejor respuesta a los pacientes» estos días, motivo por el que ha aprovechado para agradecer su labor.

A su juicio, el diagnóstico de la Administración autonómica es «real», pues «ha habido muchísima actividad», se ha trabajado «a un ritmo impresionante» y se ha realizado «un muy buen trabajo».

70% SIN VACUNAR

«No estamos satisfechos ni con la confortabilidad de los pacientes ni con el tiempo, pero evidentemente se debe, fundamentalmente, al número de ciudadanos que han acudido a los servicios de urgencia», ha llamado la atención, asimismo, la conselleira.

A este respecto, ha recordado que ella misma y los profesionales insistieron desde octubre «para que la gente se vacunara». Y «el 70% de los pacientes que están ingresando no están vacunados», ha advertido.

En esta línea, ha pedido «responsabilidad a todo el mundo, cada uno a su nivel», ya que el hecho de que personas no se vacunasen, en su opinión, «es una causa más de por qué se tiene un volumen de gripe tan alto».

OBRAS EN CRISIS

Para terminar, acerca de si no se deben tomar medidas para prevenir este tipo de situaciones, Rocío Mosquera ha enumerado obras «estructurales» acometidas «en esta época de crisis» para preguntarse si «esto no es darle respuesta a los ciudadanos».

«Estamos trabajando para dar respuesta a los cambios estructurales de la población gallega y creo que lo vamos a conseguir y lo estamos consiguiendo», ha finalizado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar