Máxima alerta en Francia con 10 mil militares movilizados

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, ha anunciado el despliegue de 10.000 militares en todo el país para reforzar la seguridad en lugares e infraestructuras sensibles, tras los ataques yihadistas que la semana pasada costaron la vida a 17 personas. El despliegue incluye de forma especial la vigilancia y protección de las 717 escuelas judías y sinagogas. Unos 4.700 policías y gendarmes estarán dedicados a esta misión, según informó el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve. El primer ministro francés, Manuel Valls, destacó que se trata de un nivel que «jamás se había alcanzado». La coordinación de la protección de las sinagogas y colegios judíos estará a cargo de Patrice Latron, un prefecto especialmente nombrado para esta función.

Además, Francia se plantea modificar la legislación antiterrorista. El Gobierno quiere «mejorar» los procedimientos judiciales para que las escuchas telefónicas sean «más eficaces», y dotar de más medios a los servicios antiterroristas. Según ABC,Francia se propone combatir a los yihadistas en los suburbios, donde se concentra la propaganda del islamismo radical. El primer ministro, Manuel Valls, anunciará hoy en la Asamblea Nacional las nuevas medidas que prevé el Ejecutivo para hacer frente a la amenaza terrorista.

Por otro lado, EL PAÍS señala que los hermanos Chérif y Said Kouachi, autores de la matanza en Charlie Hebdo el miércoles pasado, y Amedy Coulibaly, que mató a una policía municipal y a cuatro judíos en los dos días siguientes, habían estado vigilados por los servicios antiterroristas hasta poco antes de cometer sus crímenes. La CNN informó ayer que Coulibaly figuraba en la listas de terroristas de Estados Unidos. Por su parte, ABC señala que Said Kouachi fue durante tres años «embajador» y «consejero ecológico» de la alcaldía de París. Mientras, Turquía confirmó ayer que Hayat Boumedienne, la mujer de Amedy Coulibaly, que se haya en busca y captura, entró en Siria el pasado 8 de enero, según refleja el vídeo del control de pasaportes de Estambul.

El semanario satírico Charlie Hebdo ha elegido para la portada de su próximo número, que saldrá a la venta este miércoles, una caricatura de Mahoma en la que el profeta sostiene un cartel con el lema «Je suis Charlie». La imagen está firmada por el dibujante Luz, y muestra a Mahoma con el semblante triste y una lágrima en su ojo izquierdo, bajo la frase «Tout este pardonné». El número de Charlie Hebdo tendrá una tirada especial de tres millones de ejemplares.

EL ESTADO ISLÁMICO HACKEA LAS REDES INFORMÁTICAS DEL EJÉRCITO USA

Un grupo de hackers, supuestamente vinculado al Estado Islámico, pirateó ayer las cuentas de Twitter y de Youtube del Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM), encargado de las operaciones en Iraq y Siria. El grupo, que se hace llamar «Cibercalifato», publicó mensajes extremistas y datos personales de miembros del Pentágono. El Mando Central de EEUU aseguró que no ha habido «impacto operativo» sobre las redes militares por el ataque perpetrado.

Por otro lado, EEUU se ha disculpado por su presencia de bajo nivel en la manifestación de París. «Creo que deberíamos haber enviado a alguien con un perfil más alto», admitió el portavoz de la Casa Blanca, John Earnest. El portavoz dijo que al presidente Barack Obama le hubiera gustado asistir a la marcha, pero sugirió que la celeridad con la que se convocó y el amplio despliegue de seguridad que hubiese implicado lo desaconsejaban. El máximo representante de EEUU en la marcha fue su embajadora en Francia.

ABC desvela que el presidente francés, François Hollande, pidió al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que no asistiera a la manifestación. Netanyahu visitó ayer el supermercado judío de París que fue víctima del ataque terrorista. EL MUNDO dice que Netanyahu enfureció a Hollande al alentar a la comunidad judía a huir a Israel.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar