Los líderes europeos, entre ellos Rajoy, apoyan mañana a Hollande en París

Los principales mandatarios europeos acudirán mañana en París a la manifestación en rechazo del terrorismo y en homenaje a las víctimas del atentado contra Charlie Hebdo. Junto a representantes de la mayoría de partidos políticos franceses estarán presentes el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, la canciller alemana, Angela Merkel, el primer ministro británico, David Cameron, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi. También han confirmado su asistencia el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el presidente de la Comisión Europea, Jean -Claude Juncker, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en representación de las instituciones comunitarias.

El presidente español, Mariano Rajoy, anunció en su cuenta de Twitter que acudirá a París el domingo para apoyar al pueblo francés. «España con Francia contra el terrorismo y por la libertad», enfatizó. Rajoy estará acompañado por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ese mismo día participará en la capital francesa junto a otros responsables de seguridad europeos y de EEUU en una reunión de cooperación en materia de lucha contra el terrorismo. Fernández Díaz declaró en el Canal 24 horas de TVE que consensuarán las respuestas jurídicas a la amenaza terrorista «desde la democracia y con eficiencia».

EL MUNDO destaca que a la manifestación del domingo acudirá «toda Europa, pero no toda la República», en referencia a la ausencia del Frente Nacional. La líder de esta formación, Marine Le Pen, que fue recibida ayer en El Elíseo por Hollande, dijo que no acudirá a una manifestación a la que los organizadores no quieren que participe. «Las manifestaciones son dignas y respetuosas. Todos los ciudadanos pueden participar en ellas», afirmó Hollande minutos después de reunirse con Le Pen. De igual modo, el dirigente socialista Jean-Christophe Cambadélis dijo que «cualquiera que quiera puede asistir». El primer ministro, Manuel Valls, reiteró que «cualquiera puede ir», pero añadió que la manifestación es para «defender» valores como «la tolerancia, la lucha contra el racismo, contra el antisemitismo, contra los actos antimusulmanes», y añadió: «No es una manifestación por la pena de muerte».

Mientras, el expresidente francés Nicolas Sarkozy consideró que «han declarado la guerra a Francia» por lo que subrayó la necesidad de que el país se muestre «fuerte y firme» para garantizar la seguridad de sus ciudadanos.

La matanza de Charlie Hebdo fue condenada ayer por los clérigos islámicos durante el rezo del viernes. Los imanes de las principales mezquitas mostraron su repulsa por el atentado.

Por otro lado, EEUU lanzó ayer una alerta global ante el riesgo de atentados contra ciudadanos o intereses occidentales en todo el mundo. El Servicio de Seguridad británico (MI5) ha advertido del riesgo de ataques en Occidente por parte de la rama siria de Al Qaeda, Al Nusra. Un responsable de Al Qaeda en la Península Arábiga amenazó ayer a Francia con más atentados como el registrado en París el pasado miércoles.

El presidente de EEU, Barack Obama, afirmó que Francia debe permanecer «vigilante» frente al terrorismo y subrayó que su Gobierno se mantendrá al lado del de París ante cualquier amenaza.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar