Los alcaldes de Ferrol y Fene se muestran satisfechos

Los alcaldes de Ferrol, José Manuel Rey Varela, y de Fene, Gumersindo Galego, han celebrado la apuesta de Iberdrola por el astillero de Navantia para la construcción de los ‘jackets’ para el parque eólico marino de Wikinger, pero han instado a «seguir trabajando» para que no regresen los «nubarrones» a los que, a su juicio, condujo «una gestión poco diversificada y competitiva» en los últimos años.

En declaraciones posteriores al encuentro que mantuvieron en San Caetano con el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; y otros dirigentes del Gobierno gallego y de la compañía, Rey Varela ha subrayado que este viernes queda «plasmado» el compromiso de Iberdrola con Galicia y Navantia.

El regidor ferrolano ha aludido a la inversión –90 millones de euros– y empleos –450 para los próximos 20 meses, con picos de contratación de hasta 700– ligados al contrato con Navantia, que permitirá «reabrir» un astillero que ha estado parado «durante muchísimos años» como consecuencia «de un injustísimo veto» europeo.

«Éste es el inicio de la esperanza para la comarca y para el astillero», ha remarcado el regidro, quien también ha insistido en la relevancia de la «diversificación» y ha apostado por «distinguir responsabilidades» entre la Xunta y la SEPI.

Así, Rey Varela ha reconocido la «interlocución» de la Xunta para la consecución, por ejemplo, del contrato con Iberdrola, mientras que se ha reafirmado en que la SEPI no fue «lo suficientemente responsable» para utilizar las capacidades del naval público gallego.

Por ello, al margen de «celebrar» este nuevo contrato, el también presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) ha insistido en la necesidad de mantener «la misma exigencia de siempre» de seguir trabajando para evitar que vuelvan «los nubarrones» a los que, a su entender, condujo «una gestión poco diversificada y competitiva».
SIN «RENUNCIAR» A CONSTRUIR BARCOS

Una «gran satisfacción» es la que este contrato proporciona también al alcalde de Fene, Gumersindo Galego, quien ha destacado que el astillero está «preparado para trabajar», aunque suponga «otra vez, por desgracia, partir de cero». «Pero bienvenido sea lo que bien llega en este momento, que es el momento en el que se levanta el veto», ha aseverado.

Al respecto, ha indicado que el astillero no solo hizo barcos, sino que también ha construido, por ejemplo, grúas y apiladoras para Endesa. A su juicio, ese conocimiento «está ahí» y «permanece».

«Con unas instalaciones fantásticas y salida directa al mar, creo que la empresa tiene futuro, y de la mano de Iberdrola, como proveedor de la compañía, se le abrirán las puertas en muchos mercados internacionales», ha augurado.

En todo caso, el regidor de Fene ha manifestado que esto «no quiere decir» que el astillero «renuncie» a hacer barcos porque es «su actividad principal».

«Pero si como actividad principal también se constituye una serie de contratos para ese tipo de artefactos que den empleo a la fábrica, bienvenido sea», ha zanjado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar