Exhumado en A Coruña el cuerpo de un bebé fallecido en 1977

El cementerio de San Amaro de A Coruña ha sido este viernes el escenario de la exhumación del cuerpo de un bebé tras la denuncia interpuesta por un matrimonio por el supuesto robo del mismo en la década de los setenta.

Familiares y representantes de la asociación SOS Bebés Robados Galicia han acudido a la exhumación que apenas duró veinte minutos y que estuvo vigilada por varios policías. Miembros de la Policía Científica han sido los encargados de recoger los restos humanos que ahora serán analizados para intentar obtener ADN de ellos.

El matrimonio compuesto por María Jesús Loureda y Francisco Bernedo presentó una denuncia por un supuesto caso de bebé robado. La madre dio a luz en el mes de septiembre de 1977 en el Sanatorio Belén de A Coruña y ahora buscan «uno o varios bebes», ya que no descartan que pudieran ser gemelos.

«Lo que pretendemos es saber la verdad. Ojalá lo que hubiese ahí –en el nicho– fuesen restos de nuestra hija, entonces ya estamos tranquilos», ha indicado Francisco Bernedo en declaraciones a los medios después de que se realizase la exhumación en el cementerio coruñés.

SIN DOCUMENTACIÓN

El hecho de no contar con ninguna notificación de muerte ni documentos de ingreso en el hospital hace pensar a este matrimonio que se trata de una «trama». «No nos han dado ningún documento», ha recalcado Bernedo, que lo único que pide es «saber la verdad».

«Tenemos que dar con algo hasta finalizarlo», ha añadido este hombre sobre un caso que continúa abierto después de que, en el mes de abril del año 2013, ya se realizase una exhumación particular, procediendo a la apertura del nicho para practicar las correspondientes pruebas de ADN de los restos enterrados.

Sin embargo, según ha recordado la presidenta de la Asociación SOS Bebés Robados, Estrella Vázquez, de esta primera exhumación el laboratorio privado no pudo certificar si era o no descendiente de este matrimonio.

Tras la querella presentada, el Juzgado de Instrucción número 5 de A Coruña aceptó que se realizase una nueva exhumación, «amparándose en un informe de la Policía Científica en el que manifiesta tener medios técnicos superiores a los del laboratorio privado», según esta asociación.

Después de esta segunda exhumación realizada en el cementerio de San Amaro, SOS Bebés Robados confía en que se pueda conocer si el cadáver del bebé «es o no es» la hija de este matrimonio.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar