Condena unánime

Gobiernos e instituciones condenaron enérgicamente el atentado contra el semanario satírico francés, que calificaron de «intolerable» ataque contra la libertad de expresión. En Washington, el presidente estadounidense, Barack Obama, condenó el «espantoso» ataque contra Charlie Hebdo y ofreció ayuda a Francia para llevar a los «terroristas» responsables ante la Justicia. Desde Bruselas, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, calificó de «acto intolerable» y «barbarie» el atentado de París.

También la canciller alemana, Angela Merkel, expresó su más rotunda condena por este atentado «injustificable», del que señaló fue dirigido «contra la libertad de prensa y expresión», dos «puntales» de la sociedad democrática. El primer ministro británico, David Cameron, mostró su apoyo al pueblo francés en «la lucha contra el terror y en la defensa de la libertad de expresión». Por su parte, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, expresó su «horror» y dijo que «la violencia perderá contra la libertad».

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su «indignación» por el «despreciable» atentado perpetrado en París, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, calificó de «acto bárbaro» y de «intolerable ataque a la libertad de prensa» la masacre. Instituciones como la Unesco se declararon «horrorizadas» por el ataque, mientras que Amnistía Internacional afirmó que «marca una jornada negra para la libertad de prensa». Por su parte, el Papa Francisco condenó de forma firme el «horrible atentado» contra Charlie Hebdo.

En el mundo musulmán, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, condenó «enérgicamente» el atentado. Por su parte, el rey de Marruecos, Mohamed VI, envió un mensaje al presidente de Francia, François Hollande, en el que condenó «con firmeza este acto odioso». También el Gobierno argelino condenó sin paliativos el atentado, sin que «nada pueda justificarlo». El presidente palestino, Mahmud Abás, condenó el «atroz incidente terrorista» contra el semanario francés.

Mientras, el Gobierno de Irán se sumó a las reacciones de condena, y señaló que los ataques terroristas contra inocentes no tienen relación alguna con el Islam y son, por tanto, inaceptables.

RECCIONES DE CONDENA EN ESPAÑA

El Rey reafirmó ayer la «determinación» de España a seguir luchando junto a sus socios frente al terrorismo y a favor de los principios y valores democráticos, entre los que se encuentra la libertad de expresión. Felipe VI remitió un telegrama al presidente francés, François Hollande, en el que se declara «conmovido por el brutal atentado» contra el semanario francés.

Por su parte, el Gobierno expresó su más enérgica condena contra el «vil y cobarde» acto terrorista perpetrado contra la sede del semanario Charlie Hebdo en París. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, avanzó que se reforzará la seguridad en España, aunque subrayó que no existen motivos para alarmarse. Rajoy, en manifestaciones realizadas antes de entrevistarse con el obispo de La Seu d’Urgell y copríncipe de Andorra, Joan Enric Vives, mostró su consternación por el atentado e insistió en que España está a disposición de Francia para todo lo que sea necesario.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar