La mayoría municipal de Santiago aprueba el presupuesto en un politizado pleno

 

Hernández_Pleno Concello Santiago

El Ayuntamiento de Santiago ha dado la aprobación definitiva a los presupuestos para 2015, dotados con 102,61 millones de euros, sólo con los votos del PP y entre duras críticas de PSOE y BNG, que han censurado unas cuentas que «no son sociales» por su «maquillaje contable» y por ser «una herramienta de propaganda electoral» para los comicios municipales de mayo.

PSOE y BNG han votado en contra de un presupuesto que, según había explicado el alcalde de la capital gallega, Agustín Hernández, se sitúa en 102,61 millones, un 1,65 por ciento más que el actual, y alcanza los 104 millones en el consolidado, que incluye al Auditorio de Galicia y a las sociedades mercantiles –Tussa e Incolsa–.

Frente a ello, el concejal de Facenda, Ramón Quiroga, ha defendido unos presupuestos que, entre otras novedades, incluyen una renta social denominada «de solidaridad» para familias con todos sus miembros en paro y personas con pensiones no contributivas, cuya dotación se sitúa en 600.000 euros.

También ha insistido en que es la primera vez «en 20 años» en que las cuentas «de mayor nivel inversor» de todo el mandato al alcanzar los 11,91 millones de euros reciben la aprobación en estas fechas y ha esgrimido que los primeros presupuestos de Hernández, quien relevó a Ángel Currás en la Alcaldía tras una grave crisis política municipal, son «sociales, inversores, dinamizadores y planificadores de la ciudad».

Quiroga también ha ratificado el rechazo o desestimación a las alegaciones presentadas por sindicatos y grupos de la oposición, en base a criterios técnicos o a que resultarían «imposibles» de materializar, una cuestión que ha sido muy criticada por sus rivales políticos, al entender que los populares «renunciaron» a mejorar las cuentas en su proceso de tramitación.
«HERRAMIENTA DE PROPAGANDA»

Los argumentos de Quiroga no han convencido al portavoz del BNG en el Consistorio compostelano, Rubén Cela, quien ha reprobado que no se aceptasen sus peticiones de mejora basadas, han incidido en impulsar tres vías «irrenunciables» para la ciudad: la protección social, la creación de empleo y potenciar los derechos perdidos de los trabajadores.

«Vuelven a emplear su mayoría absoluta para desechar cuestiones por supuestas cuestiones técnicas o meros formalismos», ha criticado Cela, quien también ha reivindicado la necesidad de ampliar la dotación de la renta social y de concretar cómo se va a asignar. «Rajoy dice que la crisis es pasado, pero en la calle se puede ver que es presente», ha argüido.

Por ello, ha insistido en que la atención a las personas «debe ser lo primero» y se ha reafirmado en que la partida de 600.000 euros es «muy reducida», además de defender un plan de medidas urgentes encaminado a la creación de empleo y consensuado con los agentes sociales.

Sin embargo, tras constatar que el PP no tuvo en cuenta estas peticiones, se ha reafirmado en que los presupuestos para 2015 tienen «una clara orientación de herramienta de propaganda electoral» en un año marcado por los comicios de junio y ha denunciado que están «llenos de maquillaje contable» mediante «préstamos que financian a otros préstamos».
«¿A QUIÉN QUIEREN COLOCAR?»

En la misma línea, el portavoz socialista en el Consistorio, Francisco Reyes, ha incidido en que el plan fiscal del gobierno local para 2015 se basa en enmiendas y alegaciones «copiadas» de su grupo en ejercicios anteriores, por lo que, a su juicio, evidencia, «tres años de mandato perdidos» con unas ordenanzas «claramente neoliberales y fallidos».

Aunque Quiroga insistió en el «diálogo» y busca de «consenso» con los trabajadores, Reyes ha denunciado que los populares «insistan en machacar reiteradamente» al personal municipal y que incidan en su voluntad de hablar cuando «convocan la mesa de negociación con los presupuestos ya elaborados y presentados públicamente».

Del mismo modo, ha alertado del «crecimiento» de la deuda y ha apuntado que los ingresos «bajan en todos los capítulos» aunque el gobierno «intenta maquillar los resultados». «Intentan estrangular financieramente al Ayuntamiento de Santiago», ha aseverado, antes de señalar al anuncio de la creación de una agencia tributaria municipal.

Tras un mandato de «austericidio», se ha preguntado «cómo se va a pagar» y a qué viene ahora la creación de este organismo. «¿A quién quieren colocar?», se ha preguntado, antes de defender las enmiendas socialistas encaminadas a promover el empleo frente a unas cuentas que, a su juicio, ni lo hacen, ni tampoco son «sociales»

Al tiempo que ha rechazado insistir en las «cifras» proporcionadas por el gobierno local, a su juicio, «maquilladas», Reyes ha justificado el voto en contra de su grupo en base a que las cuentas locales para 2015 «no son sociales, ni de inversión ni van a resolver la situación económica de la ciudad», como tampoco van a invertir «en los barrios que más lo necesitan».
ABIERTOS A AMPLIAR LA RENTA SOCIAL

Quiroga ha admitido que la partida de 600.000 euros para la renta social local puede ser «insuficiente», pero ha remarcado que es «la primera vez en la historia» que se realiza esta incorporación en la ciudad y ha asegurado que los populares trabajarán para «incrementarla» en función de la disponibilidad financiera.

«No es una partida que vaya a estar cerrada; vamos a ver cómo se liquida el año y, a partir de ahí, veremos si se hace una nueva propuesta», ha asegurado, para añadir que la «filosofía» del equipo que dirige Hernández es «aumentar» el gasto social como, a su entender, se constata en las cuentas aprobadas este lunes.

En cuanto a la deuda, Quiroga ha remarcado que los datos son «clarísimos». «Más de 65 millones en 2011 y 40 millones al finalizar este mandato, 25 millones menos», ha espetado al socialista Francisco Reyes, al tiempo que ha rechazado las acusaciones de cuentas electoralistas.

«No hay propaganda electoral, hay renta social, el mayor gasto social y la mayor inversión de este mandato», ha sentenciado, antes de garantizar que «de momento» no se va a crear ninguna agencia tributaria. «No en este año», ha remarcado, antes de reducir el planteamiento de este órgano a «un comentario» en busca de instrumentos para «mejorar la gestión».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar