El PP acudirá al Tribunal Constitucional para impedir el pleno secesionista

El candidato del PP catalán a la Generalitat, Xavier García Albiol, afirmó ayer en Badalona (Barcelona) que los diputados de su partido van a presentar «un recurso de amparo al Tribunal Constitucional» para solicitar que no se celebre el pleno sobre la resolución de Junts pel Sí y la CUP presentada al Parlament sobre el inicio del proceso independentista. Albiol añadió que los diputados del PP han llegado a la conclusión de que la presentación del recurso es «la mejor defensa que podemos hacer de los intereses de los catalanes y del conjunto de españoles». También informó de que se pondrá en contacto con el líder del PSC, Miquel Iceta, y la líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas para «consensuar el documento» que se presentará al TC, en el caso de que ambos partidos también quieran frenar «un pleno que está fuera de las normas y de la democracia».

El dirigente popular explicó que existe una diferencia clara entre un recurso de amparo y un recurso de inconstitucionalidad: «el recurso de amparo es previo» y lo presentará el PP y los partidos que se quieran incorporar, mientras que el recurso de inconstitucionalidad lo presentaría el Gobierno de España si finalmente el Parlamento catalán avanza en el denominado «proceso de desconexión». Según concluyó Albiol, «la imagen de unidad es básica. Es vital pedir a socialistas y Ciudadanos que seamos capaces de sentarnos en una mesa y acordar un único documento en nombre de las tres formaciones políticas».

Según informa EL PAÍS, en este sentido, «Mariano Rajoy y su gabinete quieren convencer a PSOE y Ciudadanos de que ahora toca reforzar la presión sobre los Consejeros catalanes, altos cargos políticos y funcionarios que adopten decisiones que favorezcan el proceso independentista».

 

PSOE Y PODEMOS BUSCAN UNA SALIDA POLÍTICA PARA CATALUÑA
En el contexto de los contactos que están manteniendo los dirigentes políticos sobre la cuestión catalana, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Podemos, Pablo Iglesias, mantuvieron ayer una conversación telefónica de alrededor de 25 minutos centrada en la situación de Cataluña y de España. Los dos líderes, según informaron sus respectivas formaciones, compartieron «la preocupación por la situación política» y consideran que, ante la crisis territorial, «debe haber soluciones políticas». En su opinión, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que la semana pasada recibió a ambos dirigentes en La Moncloa, «no ha aportado ninguna» solución. Sánchez e Iglesias, no obstante, discrepan sobre los métodos para rebajar la tensión independentista.

El secretario general del PSOE apuesta por una reforma federal en la que dar un encaje territorial a Cataluña. En cambio, el líder de Podemos apuesta decididamente por reformar la Constitución para recoger el derecho a decidir y, así, poder celebrar un referéndum sobre la independencia con plenas garantías legales y democráticas. Ambos dirigentes, no obstante, mostraron su intención de continuar dialogando sobre estos asuntos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar