«SOS bebés robados» reclama «voluntad política» para localizar a los hijos

Representantes de la Asociación SOS Bebés Robados Galicia han reclamado «voluntad política» para que estas familias puedan localizar a sus hijos o éstos a sus padres.

La asociación estima que solo en esta comunidad autónoma puede haber entre 250 o 300 posibles casos de bebés robados, principalmente en las provincias de Pontevedra y A Coruña y entre la década de los 50 y los 80.

«Queremos saber la verdad», ha asegurado María Jesús Loureda que, junto a su marido, Francisco Bernedo, y María del Carmen Baez, residente en Canarias pero que busca a su hijo en Galicia, han comparecido en rueda de prensa para exponer su caso.

Junto a ellos ha estado la portavoz de la asociación, Patricia Blanco, y el letrado de la misma, Marcos San Luis, quien ha asegurado que este tipo de comparecencias pueden contribuir «a facilitar la búsqueda de familiares y ayudar a otras».

MÁS MEDIOS

Al respecto, ha denunciado que en la actualidad las instituciones no están ofreciendo «alternativas válidas» que incentiven la búsqueda de estos supuestos bebés robados. «Se podría, si hubiera voluntad política, poner al alcance de los afectados muchos más medios», ha apostillado al reclamar, entre otras cuestiones, que se refuercen los juzgados que investigan estos casos.

Sobre el caso de María del Carmen Baez, a cuyo posible hijo se le tomará declaración el próximo 13 de enero en un juzgado de Ferrol, ha recordado que se llevará a cabo después de que el juzgado archivase inicialmente el procedimiento y aceptase seguir con las diligencias tras el recurso de reforma de la Asociación y de la Fiscalía.

Esta mujer, que ha mantenido contactos, aunque no de forma periódica, con este posible hijo, ha explicado que estará estos días en Galicia «para hacer gestiones» en relación a su caso, después de dar a luz en enero de 1971 en la Clínica Sanatorio del Carmen de Ferrol.

De este caso, el abogado Marcos San Luis ha dicho que testigos «vieron un bebé grande y sano» y que la mujer estuvo «sedada mucho tiempo» tras dar a luz. Lo mismo le ocurrió a María Jesús Loureda, que sospecha que tuvo un bebé o dos, tras un parto en el Sanatorio Belén de A Coruña.

BEBÉS PARA «HACER NEGOCIO»

En su caso, su marido solo vio durante unos segundos a un bebé, pero sospechan que el que está enterrado en el cementerio de San Amaro no es el suyo. Una prueba practicada por un laboratorio privado no fue concluyente y ahora el 9 de enero se realizará una nueva exhumación.

«Es triste estar con esto sabiendo que hay personas que nos pueden ayudar», ha indicado tras remarcar que hay casos que no siguen adelante por falta de dinero. Esta mujer, que, como la anterior permaneció varios días sedada, esta convencida de que les quitaron a sus hijos «para hacer negocio».

Sobre su caso, ha dicho que, tras la primera exhumación, le llegaron «tres amenazas de muerte a casa diciendo que pararon». «A mí no me va a callar nadie, quiero que sepan que fueron unos hijos –ha apuntado ante su creencia de que podrían ser dos– muy buscados y que sepan la verdad», ha sentenciado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar