Los tres detenidos por la muerte del joven rumano en Boborás declaran esta mañana

Los tres detenidos por la muerte del joven rumano en Boborás, ocurrida el pasado fin de semana, declaran este miércoles en el Juzgado de O Carballiño. La Guardia Civil los puso a disposición judicial a las 11.00 de la mañana.

El fallecido, Alexandru W.B., de 22 años, natural de Rumanía y vecino de O Carballiño, estuvo con los ahora detenidos en bares de la villa carballiñesa en la noche del viernes, y siguieron la fiesta en la bodega de E.L.F., en Cameixa (Boborás), hasta la madrugada del sábado, donde se consumió alcohol y otras sustancias, según fuentes de la Guardia Civil.

Según las indagaciones de la policía judicial, la fiesta terminó con una discusión tras la que el joven rumano fue golpeado y arrojado a un río canalizado que discurre a apenas dos kilómetros de Cameixa, y al que se accede por la carretera que une este pueblo con Albarellos.

La investigación de la Guardia Civil se enmarca en la operación ‘A Esmorga’ y comenzó tras el aviso de dos cazadores que vieron el sábado un cuerpo en el canal del río que desemboca en el embalse de Albarellos (Boborás). El cadáver del joven fue recuperado por el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, al día siguiente, en el fondo del embalse.

La familia del fallecido reside en O Carballiño desde hace ocho años y fue la que identificó el cuerpo, que según la autopsia posterior, sufrió una muerte violenta.

El lunes se produjo la detención de O.E.L., de 25 años de edad, y E.L.F., de 36 años, ambos vecinos de Cameixa, en Boborás; y un tercero, B.P.V., de 23 años y vecino de O Carballiño. Los tres han permanecido hasta este miércoles en el cuartel de la Guardia Civil de Ourense.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar