Alcoa, a salvo

Alcoa_San Cibrán

La compañía Alcoa ha informado este jueves de que va a retirar el procedimiento de despido colectivo que anunció para las plantas de Avilés (Asturias) y A Coruña si se confirman oficialmente los resultados de la subasta de los servicios de interrumpibilidad. No obstante, ha advertido de que la solución es temporal y que las dos plantas siguen siendo vulnerables.

A través de un comunicado, la empresa señala que, a falta de validación oficial por parte de las instituciones pertinentes, los servicios de interrumpibilidad en la subasta adicional celebrada estos días «son suficientes para la continuidad operativa de las plantas en las actuales condiciones de mercado».

Sin embargo, Alcoa ha dejado claro que es necesario un marco energético «a largo plazo» ya que la interrumpibilidad obtenida «sólo servirá para un periodo de doce meses». Según han explicado, las dos plantas «continúan con dificultades y son más vulnerables a la volatilidad de las condiciones de mercado».

Tras la primera subasta de interrumpibilidad, Alcoa anunció los despidos colectivos en Avilés y A Coruña, al entender que no estaban satisfechas sus demandas y que no podían competir en esas condiciones. La noticia supuso un jarro de agua fría para los cientos de trabajadores de la compañía en Asturias y Galicia. El Ministerio de Industria decidió convocar una nueva subasta de interrumpibilidad para dar solución al problema, que se ha celebrado este lunes y el martes en Zaragoza.

En estas subastas, grandes consumidoras de energía, pujan por un precio determinado a cambio de detener su actividad cuando el operador lo requiere, en momentos en los que existe saturación en el sistema eléctrico.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar