Puy afea a Besteiro por criticar los pactos PP-PSOE

Pedro Puy_rolda_Parlamento

El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha afeado al secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, por criticar los pactos entre populares y socialistas y se ha preguntado si esto implica también que se renunciarán a apoyos como el que dio su partido a Abel Caballero en Vigo para aprobar los presupuestos municipales.

Besteiro reiteró este fin de semana que el PSdeG no pactará «de ningún modo» con el PP y volvió a insistir en que uno y otro partido son como «el aceite y el agua».

«Yo supongo que esa opinión expresa la opinión de todo el Partido Socialista, aunque sería bueno que el alcalde de Vigo se pronunciase sobre el acuerdo al que llegó con el PP para aprobar sus presupuestos y si eso implica que cuando un alcalde socialista como el de Vigo precisa de la responsabilidad del PP para no paralizar una ciudad, a partir de ahora el PSOE va a renunciar», ha reflexionado Pedro Puy, en rueda de prensa, al ser preguntado por las palabras del líder socialista gallego.

Dicho esto, Pedro Puy ha defendido que «el PP y el PSOE, y en general todos los partidos que aceptan un sistema democrático, deberían ponerse de acuerdo sobre algunas cuestiones básicas, institucionales». Y, ha apostillado, al margen de eso «presentar programas, alternativas de gestión dentro de las normas» que todas se han dado.

«El señor besteiro sabrá por qué dice esto, pero no sé si se corresponde a un cambio de actitud, y si va a depender un alcalde que llegue a un acuerdo del PP para no paralizar su ciudad, o si, por el contrario, está iniciando una campaña electoral intentando marcar distancias», ha resuelto.

CONSELLEIRA DE TRABALLO

Por otro lado, preguntado las declaraciones de la conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, quien admitió en una entrevista en la Ser que había recibido regalos de uno de los empresarios investigados en la ‘Operación Zeta’, pero que ello no influyó en su gestión; Pedro Puy ha remarcado que la Xunta «tiene claramente regulada» –en un código ético– la recepción de obsequios con un límite de 90 euros a lo largo de un año y, hasta «donde sabe» él, está «funcionamiento correctamente».

Puy ha indicado que esta cuestión estaba regulada en España «con cierta inconcreción», lo establecido era que no «excediesen los usos sociales».

De esta manera, ha reivindicado la «limitación de tipo económica» actual, que se encuentra dentro de lo que puede ser «asumible», ya que incluye cosas –ha dicho– como «un calendario» o «un producto de estos», algo «irrelevante».

«Y como dijo la conselleira, no influye para nada en ninguna de las decisiones que se adopten en ninguna de las administraciones», ha apostillado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar