Cataluña, contraria a la independencia, según un sondeo de la Generalitat

El ‘no’ a la independencia de Cataluña gana por primera vez al ‘sí’ desde 2012, año en el que el presidente catalán, Artur Mas, inició el proceso soberanista, según el último sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat. Según el barómetro, realizado entre el 9 y el 13 de diciembre, un mes después del 9-N, el 45,3% de los catalanes contesta ‘no’ a la pregunta ‘¿Quiere que Cataluña se convierta en un estado independiente?’, frente al 44,5% que contesta que ‘sí’. Los datos contrastan con el anterior sondeo del CEO, en el que el 40,4% de los encuestados estaba a favor de que Cataluña se convirtiera en un Estado y que éste fuera independiente, mientras que el 42,5% se mostraron contrarios.

Respecto al marco político preferido para Cataluña, la secesión es apoyada por el 36,2%, un 28,9% aboga por un Estado dentro de una España federal, un 21,8% quieren seguir siendo una comunidad autónoma y un 5,4% una región de España.

En el caso de que se celebrasen en estos momentos unas elecciones autonómicas, el CEO atribuye a CiU entre 34 y 36 escaños, mientras que ERC obtendría entre 34 y 35. Ciutadans pasaría ser la tercera fuerza al obtener entre 14 y 16 escaños, seguido del PSC, que cosecharía entre 13 y 14 parlamentarios. El PP lograría entre 11 y 12, Podemos obtendría entre 9 y 11 y la CUP empataría a escaños con Iniciativa per Catalunya Verds al obtener entre 7 y 8 cada formación.

En lo que respecta a unas elecciones generales, Podemos sería la fuerza con mayor estimación de voto en Cataluña, con un 20,4%. Sin embargo, a la hora de atribuir escaños en las cuatro provincias lograría entre 10 y 11 diputados, mientras que CiU obtendría entre 11 y 12 con una estimación de voto del 18,8%. ERC lograría entre 8 y 9 diputados, con un apoyo del 17,5%.

Según el portavoz parlamentario de CiU, Jordi Turull, las cifras demuestran que los catalanes «dan por superada la Cataluña autonómica y quieren decidir su futuro político». El presidente de ERC, Oriol Junqueras, insistió en que «no hay mejor manera de comprobar» qué apoyo tiene la independencia que convocando elecciones plebiscitarias. Maurici Lucena, portavoz del PSC en el Parlament, confío en que «más pronto que tarde» el apoyo a la opción federal se traduzca en votos para su formación. Desde el PP, Enric Milló auguró que «cada vez serán más los catalanes que perderán el miedo a decir lo que piensan, mientras que Albert Rivera, de Ciutadans, celebró el retroceso del soberanismo y el incremento de apoyo a su partido para «liderar una alternativa política» a CiU y ERC.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar