Feijóo califica de «exito colectivo» la adjudicación de las furgonetas K9 a Citroën de Vigo

Feijóo_Clúster automóbil Vigo_VTR
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, calificó hoy de «éxito colectivo» la adjudicación de los vehículos K9 a la planta de PSA Peugeot-Citröen en Balaídos, y afirmó que el Gobierno gallego seguirá trabajando para que las nuevas furgonetas lleven más componentes de Vigo y haya más aportación de innovación y de tecnología hecha en Galicia a todo el grupo PSA. «El objetivo es continuar trabajando con las empresas de componentes para que a finales del 2017, cuando se comiencen a fabricar las nuevas furgonetas estas lleven más piezas de Vigo y haya más aportación de innovación y de tecnología hecha en Galicia a todo el grupo PSA, a través del CTAG,» aseveró.

Tras una reunión esta mañana con el patronato del Clúster de Empresas de Automoción de Galicia (CEAGA), en la que también estuvo el consejero de Economía e Industria, Francisco Conde, Feijóo incidió en que ahora «le toca la tanda» a las empresas de componentes para fabricar los modelos K9; «y cuantos más componentes se fabriquen en Vigo, más estabilidad en el empleo, más facturación del sector de la automoción y más importancia del sector en el futuro», aseveró.

Feijóo felicitó y agradeció el esfuerzo de los trabajadores de la factoría de Vigo y de las 12.000 familias restantes que trabajan en las compañías que fabrican piezas. «Agradecer la disponibilidad de las empresas del sector que, sin ellas, probablemente habría sido mucho más difícil conseguir este contrato, esta inversión de 600 millones de euros y de, aproximadamente, 2 millones de vehículos para los próximos diez años».

Tras la reunión, el responsable del Gobierno gallego calificó la adjudicación de los vehículos K9 de «éxito colectivo de la industria de la automoción gallega y de la estabilidad y solvencia de la Comunidad». «La decisión de la multinacional tiene una enorme trascendencia económica para Galicia, para las 19.000 familias del sector, para el PIB gallego y para las nuevas exportaciones. Significa que tenemos una garantía y una estabilidad en el sector para los próximos diez años, con el enorme calado social, económico y laboral que esto supone», dijo, a lo que añadió que esta decisión no sólo repercutirá en la carga de trabajo de la factoría y de las empresas de componentes, sino también en la actividad del Puerto de Vigo que en el 2013, entre automóviles y componentes, movió más de 6.000 millones de euros.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar