Campaña de vigilancia de consumo de alcohol y drogas entre los conductores

Controles DGT cinturon seguridad

   La Delegación del Gobierno en Galicia ha informado que Tráfico pondrá en marcha desde este lunes, día 15 de diciembre, una campaña especial de control de la tasa de alcoholemia y de consumo de drogas entre los conductores que se extenderá hasta el próximo domingo, día 21.

De este modo, los agentes de la Guardia Civil de tráfico intensificarán, durante toda la semana, los controles en las vías gallegas. Igualmente se potenciará la colaboración con los ayuntamientos para realizar controles en zonas urbanas, con especial incidencia en las zonas de ocio nocturno.

En un comunicado, la Delegación del Gobierno recuerda que el alcohol es un factor concurrente o determinante en un tercio de los accidentes de circulación con víctimas mortales. Su presencia en la conducción multiplica entre dos y 15 veces los riesgos de sufrir un siniestro y constituye un factor agravante de sus consecuencias.

Así, en 2013, los análisis toxicológicos realizados a conductores fallecidos en accidentes de tráfico revelaron que un 43,09% de ellos presentaban una tasa de alcohol etílico en sangre superior a 0,3 g/l, un porcentaje que ascendía hasta el 44,10% en el caso de peatones fallecidos por la misma causa.

CAMBIO DE HÁBITOS

A nivel nacional, desde el año 2001 y hasta el 2013 la DGT ha detectado un cambio en el comportamiento de los ciudadanos que ha supuesto un descenso significativo de los positivos detectados en controles de alcoholemia. En España se pasó del 5% inicial al 1,7%, diez años después y el propósito de la DGT es bajar del 1% los positivos en los controles preventivos.

En todo caso, la Delegación del Gobierno ha advertido de que esta evolución no significa que se haya eliminado el riesgo y el objetivo, tanto de esta nueva campaña especial como de los controles ordinarios, es proseguir en esta línea descendente. La única tasa segura, se recuerda, es el 0,0%.

LEY DE SEGURIDAD VIAL

Después de la modificación de la Ley de Seguridad Vial, cuya entrada en vigor se produjo el pasado 9 de mayo, la legislación prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo del conductor, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica.

Esta infracción administrativa está castigada con una sanción de 1.000 euros y la detracción de 6 puntos. Lo que no cambia es la conducción bajo la influencia de drogas, cuya vía es penal, tal y como se recoge en el artículo 379.2 del Código penal.

En cuanto al alcohol, se mantiene en 500 euros y la detracción de 4 a 6 puntos la infracción por conducir con tasas de alcohol superiores a las establecidas, Además, serán sancionados con 1.000 euros de multa aquellos conductores reincidentes, es decir, que ya hubieran sido sancionados en el año inmediatamente anterior por el mismo motivo; así como para aquellos conductores que circulen con una tasa que supere el doble de la permitida.

Otro de los preceptos que han entrado en vigor es la obligación que tienen, no sólo los conductores sino todos los usuarios de la vía, de someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas cuando se hallen implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción.*

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar