Caballero insiste: «El barco se va a instalar en la rotonda de Coia»

Rotonda Coia

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha insistido este lunes en que «el barco se va a instalar» en la rotonda de la Avenida Castelao, pese a la oposición de un grupo de vecinos, apoyados por «partidos marginales» que se saben «barridos políticamente» y sólo pretenden «hacer ruido».

El regidor ha respondido así a las protestas de esos colectivos que, este lunes, han vuelto a concentrarse en esa rotonda del barrio de Coia y que, pese a la fuerte presencia policial, han logrado paralizar de nuevo las obras.

Según el alcalde, la ubicación del pesquero ‘Bernardo Alfageme’ en esa rotonda es «un clamor» de toda la ciudad, que reclama esa obra, por lo que ha vuelto a insistir en que «las épocas en que una minoría paraba la ciudad se han acabado».

En un comunicado, el Gobierno local ha especificado que colocar este buque en la rotonda supondrá un coste total de 100.000 euros en concepto de preparación y adecuación del espacio, una cifra que, ha dicho, está «muy lejos de lo que interesadamente están trasladando las personas que se muestran en su contra».

Además, ha asegurado que los gastos que este barco ha generado para las arcas municipales desde que pasó a ser titularidad del ayuntamiento –en el año 2000–«se aproximan a los 630.000 euros», entre reparaciones, trabajos de mantenimiento, estancias en varadero y traslados. De ello, «el 95% fue gastado por los gobiernos locales anteriores a la llegada de Abel Caballero a la alcaldía», reza el comunicado.
SEGUIRÁ ADELANTE

El mandatario vigués ha arremetido contra BNG, IU, Anova y otras organizaciones que apoyan a los vecinos contrarios al proyecto y ha denunciado que «son los mismos que se manifestaban contra las humanizaciones». «Consiguieron reunir a 150 personas, los mismos que para una boda. Sólo consiguen incomodar el tráfico y a la ciudad», ha ironizado el alcalde.

«Si creen que nos van a hacer retroceder y parar la idea, están completamente equivocados», ha proclamado Abel Caballero, quien ha vuelto a recordar que fue el alcalde nacionalista Lois Pérez Castrillo el que compró el barco y ha apuntado que tanto él como sus sucesores dejaron que se hundiera y se deteriorase.
TRES POLICÍAS HERIDOS

Por su parte, la Policía Local de Vigo ha comunicado a Europa Press que durante las movilizaciones de este lunes en contra de la instalación del buque, en las que los agentes han acordonado el espacio para que los obreros pudieran trabajar, tres efectivos policiales han resultado heridos de diversa consideración.

Así, durante esta «pequeña trifulca», dos agentes han resultado heridos leves al registrar varias contusiones, y otro ha tenido que ser trasladado a un hospital al romperse una rodilla, aunque más tarde ha recibido el alta médica.

A pesar de ello, la Policía Local ha asegurado que no ha resultado herido ninguno de los manifestantes contrarios a la colocación del barco, que todavía continúan con su concentración para impedir que trabajen los operarios.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar