La Diócesis de Tui-Vigo ya apartó a Miguel Rosendo de sus funciones en abril

La Diocesis de Tui-Vigo ha defendido que está dispuesta, «como siempre lo ha estado, ha colaborar con la Justicia» en relación a las irregularidades y la investigación abierta sobre la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel de Oia, y ha invitado «a todos los afectados a comportarse así para el esclarecimiento de toda la verdad».

En un comunicado remitido a los medios, el Obispado ha asegurado que ha actuado «desde el primer momento en que tuvo conocimiento de posibles irregularidades en la citada asociación diocesana», tomando «medidas encaminadas a esclarecer los hechos denunciados».

Asimismo, ha aclarado que siempre ha estado «acompañando, consolando y procurando reorientar espiritual y psicológicamente a cada una de las víctimas y a sus familiares», tanto por medio del Comisario extraordinario como por parte de los sacerdotes y fieles cercanos a las víctimas de tales sucesos.

Según recuerda la Diocesis, desde que en diciembre de 2012 llegaron a conocimiento del Obispo unas «supuestas irregularidades» cometidas por el fundador y presidente de la Asociación, Feliciano Miguel Rosendo da Silva, se inició un proceso de investigación interna a partir de un ‘Visitar canónico’ nombrado en mayo de 2013, para recabar información sobre actividad de la misma.

Ante las conclusiones del informe, el Obispo decide apartar de sus funciones a Rosendo da Silva y nombrar a un ‘Comisario Extraordinario’ por tiempo indefinido.

Finalmente, en Asamblea Extraordinaria el 16 de abril de 2014, se da a conocer esta decisión a los miembros de la Asociación y, a partir de esa fecha, «un grupo significativo de miembros» entregaron por escrito su parte de baja.

«A día de hoy Orden y Mandato de San Miguel Arcángel sigue siendo una asociación pública de fieles de derecho diocesano establecida en Tui-Vigo. Consta de 25 miembros llamados ‘exploradores’ que realizan su labor de apostolado únicamente en esta Diócesis, y cuatro ‘Consagradas Miguelianas’ que atienden una residencia geriátrica en Bustarviejo (Madrid). Todos ellos están bajo la responsabilidad del Comisario Extraordinario», concluye

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar