La Guardia Civil de Tráfico recomienda prudencia en las cenas de Navidad

Durante las habituales y típicas comidas propias de esta época del año, como es habitual, los agentes seguirán intensificando los controles de alcohol y drogas en todo tipo de carreteras a todos los conductores con el objetivo de disuadirlos de conducir cuando hayan consumido alcohol o drogas. La prudencia debe ser siempre el primordial aliado a la hora de compaginar la conducción con este tipo de reuniones de carácter social.

Como ya se ha comentado en anteriores ocasiones, desde la Guardia Civil de Tráfico en Galicia, se quiere concienciar que además del peligroso binomio alcohol y conducción existe también el de las drogas y la conducción y que en muchas ocasiones son sinónimo de muerte.

Está demostrada la relación entre consumo de alcohol o drogas, incluso en bajas concentraciones y la reducción de la capacidad de conducción que se refleja en el deterioro de la atención, de las funciones visual y auditiva, perturbaciones en el campo perceptivo, cansancio, somnolencia o fatiga muscular y los accidentes de circulación, por lo que estos meses en los que las fiestas familiares y las celebraciones de empresa son algo frecuente, queremos desde la Guardia Civil de Tráfico, transmitirle a los conductores que uno de los objetivos primordiales de nuestra labor es procurar que ningún conductor que se vea mermado en sus facultades para conducir, pueda hacerlo. Y en este sentido es importante la colaboración de los familiares y amigos que, no pudiendo disuadirlos, alertándonos impida que esta persona se ponga al volante.

Recordamos también, que la sanción por conducir con drogas en el organismo es de 1000 euros y 6 puntos menos en el carné y que podría llegar a ser delito dependiendo de la sintomatología o si se ve involucrado en un accidente.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar