Convocadas 156 plazas de empleo público

El Gobierno gallego ha aprobado la convocatoria de dos ofertas de empleo público en 2014 para la Administración xeral de la comunidad y para el Sergas que suman 156 plazas, según ha concretado su titular, Alberto Núñez Feijóo, quien ha destacado los esfuerzos de la Xunta para que Galicia se dote de una función pública «lo mejor dimensionada posible».

En concreto, 53 de las plazas convocadas se refieren a la Administración xeral, lo que supone un 13% más que el año anterior y que, desde 2011, se han ofertado 325 plazas de este ámbito. En este caso, las ofertadas se corresponden con técnicos de finanzas, subinspectores de consumo, biólogos, veterinarios, ingenieros industriales y químicos.

Para el Sergas se convocan 103 plazas que se sumarán a las 165 ofertadas el pasado año, lo que se traduce en 268 plazas pendientes de adjudicación. Estas 103 plazas se corresponden con la categoría de enfermería o de técnicos de diversas áreas –fisioterapeutas, logopedas, técnicos de laboratorio, de radiología y auxiliares de enfermería, entre otros–.

En ambas, la oferta se dirimirá mediante un concurso-oposición, si bien en el caso de las plazas de Administración xeral se reservarán «una de cada cuatro» para promoción interna y el 7% para personas con algún tipo de discapacidad, conforme regula la ley.

En la del Sergas, de acuerdo con la normativa de la Administración sanitaria, la mitad de las plazas puede quedar reservada a provisión por el sistema de promoción interna –que «normalmente no se ocupan y después irían a acceso libre», según Feijóo– y el 5% de las vacantes se reservan para personas con discapacidad.

«En definitiva, 156 nuevos empleos públicos en el año 2014», ha resumido Feijóo, antes de resaltar que falta por convocar la oferta de empleo público de 2015, que la Xunta intentará formalizar en el primer trimestre del año próximo.

REGISTRO DE INSTRUCCIONES PREVIAS

Por otra parte, el Gobierno gallego ha aprobado el decreto por el que se establece la organización y funcionamiento del Rexistro Galego de Instrucións Previas sobre cuidado y tratamiento de la salud.

La nueva modalidad de formalización del documento está pensado para que los ciudadanos expresen «de forma sencilla» sus voluntades en relación con los tratamientos de salud y el destino de su cuerpo u órganos tras el fallecimiento.

Hasta ahora se podía otorgar el documento bien ante notario o bien a través de un documento firmado por tres testigos, de los que dos no podían tener relación familiar ni patrimonial con la persona otorgante.

En muchos casos, este documento no cumplía los requisitos establecidos y tenía que devolverse al interesado para que enmendase los errores existentes, con las consecuentes molestias y atrasos. El nuevo sistema facilita todos estos trámites.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar