Interior culpa al Deportivo de dar a la Policía información»imprecisa»

Secretario de Estado de Seguridade_Francisco Martínez

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha culpado este martes al Deportivo de la Coruña de haber trasladado información «imprecisa» a la Policía sobre el desplazamiento de los Riazor Blues a Madrid. Según ha dicho, esa fue la razón por la que las fuerzas de seguridad no pudieron conocer las intenciones de los radicales gallegos que, según ha insistido, concertaron previamente la pelea con los ultras del Atlético de Madrid sin que la Policía lo supiera. El ‘número dos’ de Interior ha anunciado además el cese de los coordinadores de Seguridad (cargos policiales) de ambos equipos.

Martínez ha hecho estas declaraciones durante su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados para dar cuenta junto al secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, de lo sucedido el pasado domingo 30 de noviembre en los aledaños del estadio Vicente Calderón, que se saldaron con la muerte del ultra de Riazor Blues, Francisco Javier Romero, ‘Jimmy’ tras una reyerta entre radicales.

Sobre el cese de los coordinadores de seguridad de ambos equipos ha explicado que en la decisión «no hay un ánimo de responsabilizarles» de lo que sucedió y ha argumentado que «parece razonable un cambio» después del tiempo que llevaban realizando ese trabajo en esos equipos.

En relación a los datos de los que disponía la Policía, Martínez ha leído íntegramente el correo electrónico remitido el jueves 27 de noviembre por el coordinador de Seguridad del Deportivo de la Coruña en el que indicaba que «habiendo hablado con el jefe de seguridad del club parecer ser que viajarán unos 50 integrantes de Riazor Blues, no podemos asegurar la compañía que los lleva… lo normal es que se desplacen la misma mañana del domingo».
UN MAIL Y UNA LLAMADA TELEFÓNICA

Según ha añadido, al día siguiente se informó por vía telefónica que los Riazor Blues habían conseguido 10 entradas y se informaba que «era posible» que se juntasen con los ultras del Rayo Vallecano, los Bukaneros, con los que les une la ideología de extrema izquierda.

El secretario de Estado se ha basado en la «imprecisión» de esta información y en la ausencia de antecedentes violentos entre ambos grupos para argumentar que el partido no fuese considerado de alto riesgo, una figura que se aplica sólo en un 2 por ciento de los 3.000 partidos de fútbol y baloncesto que se celebran a lo largo de un año.

Ha destacado además que en la temporada 2012/2013 se desplazaron entre 30 y 50 miembros de Riazor Blues a Madrid y tampoco se decretó el alto riesgo y no hubo incidentes. «Ni siquiera se debatió si el partido debía ser considerado de alto riesgo y el debate se centró en el Valencia-Barcelona que se jugaba ese mismo día», ha admitido.
EL FRENTE QUEDÓ COMO «SIEMPRE»

La última información se recibió el sábado, un día antes del partido, cuando la Brigada Provincial de Información de Madrid informó de que el Frente Atlético había quedado para desayunar en un bar. No obstante, Martínez ha puntualizado que, según le transmiten los responsables policiales, estas quedadas antes de los partidos «se producen siempre».

«La información de los clubes es imprescindible para que las fuerzas de Seguridad puedan hacer su trabajo con rigor», ha argumentado el secretario de Estado. En consecuencia ha zanjado que «el Deportivo no transmitió la información detallada y concreta sobre el desplazamiento de los Riazor Blues» y ha anunciado la apertura de una investigación sobre el procedimiento a través del cual se facilitaron entradas a los ultras gallegos.

«Sí se puede afirmar que 110 entradas en dos paquetes de 50 y 60 fueron entregadas a los Riazor Blues por parte de la Federación de Peñas del club sin comunicar a la Policía. Lógicamente, no conocer estas informaciones impidió valorar adecuadamente el riesgo. Sin entradas, los hinchas no se habrían desplazado», ha reiterado.
LOS RIAZOR BLUES HABLAN DE EMBOSCADA

En relación a si la reyerta fue concertada previamente o no, Martínez ha afirmado que «si la pelea fue cuatro horas antes es porque los dos grupos querían pelearse». Al terminar, ha insistido en que se trató de «hechos lamentables», aunque «puntuales, pero «originados por dos grupos radicales que de manera voluntaria y consciente acordaron los acontecimientos». Riazor Blues niega que existiese un pacto previo para pelearse y alega que fueron víctimas de una emboscada del Frente Atlético.

En este punto, Martínez ha vuelto a insistir en que los dos grupos se habían citado y que la Policía no tenía conocimiento de ese «desafío o reto» propuesto por los dos grupos rivales. «No les quepa la menor duda que de haberlo sabido, la Policía habría desplegado el dispositivo», ha zanjado.

Al no ser declarado de alto riesgo, ese dispositivo se limitó a 100 miembros de la Policía Nacional y 60 de la Policía Municipal. Aún así, el ‘número dos’ de Interior ha defendido la respuesta policial que se dio ese día especificando que la primera llamada de alerta por la pelea se recibió a las 8.50 de la mañana y a las 8.52, «en dos minutos» se personó en la zona una dotación de Policía (C35) de la Comisaría de Carabanchel y «en diez minutos» las dotaciones PUMA30, PUMA 40 y PUMA 80 de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, que «en 20 minutos» controlaron la situación con 108 identificados y 21 detenidos.

Sobre esos detenidos ha matizado que 16 eran de los Riazor Blues, 4 del Frente Atlético y una última persona con antecedentes de relación con Bukaneros y los Alkor Hoolligans de Alcorcón. Los ultras del Rayo emitieron varios comunicados negando que ninguno de sus miembros estuviese implicado en la pelea.

Tras la reyerta, la Policía recogió de la zona una navaja, guantes de moto, dos petardos grandes, una bengala, tacos de madera, dos guías de árbol, seis palos de madera, un tubo de PNC y diez tubos de aluminio, según ha detallado Martínez. Finalmente, sobre la identificación de los asesinos del ultra del Deportivo, el secretario de Estado ha recordado que hay una investigación judicial abierta por homicidio por lo que ha evitado hacer más valoraciones.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar