Besteiro, convencido de que el PP «tendrá su merecido castigo» en las municipales

Besteiro_PP

«Serán unas elecciones de castigo al PP, y bien merecido». Es el pronóstico del secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, sobre las próximas elecciones municipales, para las que ve a su partido «recuperando posiciones» mientras se pregunta «quién está detrás» de las mareas ciudadanas y si finalmente se presentarán, para no anticipar posibles pactos.

«Hasta ahora es una incógnita: no sabemos quién se va a presentar ni quién está detrás de todo eso, si están otros partidos que temen presentarse directamente…», ha analizado, en una entrevista concedida a Europa Press, antes de reivindicar que su partido «se presenta abiertamente» y que «no va a haber engaños» en ese sentido.

Por tanto, antes de evaluar posibles coaliciones postelectorales, descartadas en el caso del PP, el también presidente de la Diputación de Lugo prefiere «ver quién se presenta y qué tienen que decir los ciudadanos». «Nosotros tenemos vocación mayoritaria y vamos a trabajar para ello», ha enfatizado, aún consciente de que él mismo es «un producto político» de un acuerdo con el BNG que funciona «absolutamente normal».

Lo que tiene claro es que «los ciudadanos están diciendo que la mayoría absoluta del PP no les gusta y que escapan de eso como del fuego». «El PP se está hundiendo y no tocó fondo todavía», ha subrayado y, apoyándose tanto en encuestas como en su propia percepción, ha augurado: «el PP no va a ser capaz de retener sus mayorías absolutas» en las ciudades.

En este escenario, desde su punto de vista, el PSOE «puede recuperar protagonismo en Galicia». Sin querer concretar un resultado, únicamente ha apuntado que las ciudades de la provincia de A Coruña «van a marcar un paso importante de cambio», comenzando por Santiago, donde el PP supuso «tres alcaldes en tres años».

MAPA MUNICIPAL

Ha completado el retrato de las urbes coruñesas con la situación de la capital provincial, que «perdió cuatro años en relación con el poder financiero y las perspectivas industriales»; y la de Ferrol, con «menos carga de trabajo» en los astilleros. «Creo que el PP lo va a tener muy difícil para revalidar el gobierno», ha interpretado.

Por contra, en ciudades gobernadas por los socialistas y que se han visto salpicadas por supuestos casos de corrupción, Besteiro no da la batalla por perdida. «En Lugo, los sondeos pronostican que Orozco puede seguir siendo alcalde y Ourense puede que también se mantenga», ha sostenido.

En cuanto a Vigo, «nadie discute que el próximo alcalde será Abel Caballero», ha aseverado; mientras que en Pontevedra, donde los socialistas cuentan con tres concejales en una corporación de 25 liderada por el BNG, tampoco vaticina «mucho éxito» a los populares.

«TODOS SOMOS RESPONSABLES»

Sea como sea, ha recordado que los candidatos se escogieron en primarias –salvo donde sólo hubo un aspirante–, de modo que en esta ocasión el resultado de los comicios también será «responsabilidad» de la militancia.

«Todos somos siempre responsables, el secretario xeral también (…). Todas las estructuras son corresponsables; pero, a diferencia de otros momentos, ahora los militantes eligieron», ha planteado, acerca de si asumirá directamente el resultado electoral.

PRIMARIAS «DE UNIDAD»

A renglón seguido, en torno a las primarias, se ha mostrado «muy satisfecho» de que los afiliados hayan podido decidir sobre sus candidatos y sobre el nuevo secretario provincial de A Coruña.

Las renuncias que se han producido las ha considerado «decisiones personales» que se dan en el ámbito de un proceso «saludablemente competitivo» dentro de las agrupaciones y ha reflexionado sobre que «participar y no ganar no es invalidante».

Así, sobre el caso concreto de Pachi Vázquez, ha defendido que el resultado «no favorable» cosechado en Ourense «no lo inhabilita para el futuro».

Centrado en las primarias provinciales, ha negado que suponga «un revés» para el alcalde de Oroso, Manuel Mirás Franqueira, haber perdido frente al de Culleredo, Julio Sacristán. De hecho, ha «profetizado» que ganará las elecciones «con una mayoría muy amplia».

«Lo que quiero y lo que pido a todos es que éste no sea un proceso para dividir, sino que sea de suma y de unidad», ha resumido Besteiro, no sin apostillar que «todos» los socialistas gallegos tienen que «trabajar por la unidad». «Los que ganaron y los que no», ha remachado, desde la óptica de que «quien trabaje para dividir, poco futuro tiene en este partido».

FUTURO DE BESTEIRO

Sin salir de las candidaturas para la cita con las urnas del próximo mes de mayo, no ha desvelado si tratará de revalidar la Diputación o si formará parte de la lista del PSOE en Lugo, como hasta ahora.

«Queda muchísimo tiempo todavía para eso», ha señalado, y ha explicado que tomará la decisión tras evaluar la «compatibilidad» de ese puesto público con el orgánico. «Dependerá de si puedo seguir ejerciendo con responsabilidad mi cargo de secretario xeral», ha planteado, antes de detallar que su decisión se conocerá en enero.

Por el momento, sí ha avanzado que «inexcusablemente» el PSdeG celebrará primarias para designar a su candidato a la Presidencia de la Xunta, cita a la que prevé concurrir, aunque a día de hoy no le «obsesiona» ese asunto.

«Lo que me obsesiona es construir un partido que realmente traslade a la ciudadanía que somos una alternativa a la derecha creíble para gobernar», ha enfatizado, para hacer hincapié en que el resto del proceso lo vive «sin ansiedad».

FUERA DEL PARLAMENTO

Al hilo, ha opinado que «no» es difícil hacer oposición al PPdeG sin escaño en la Cámara. «El Parlamento tiene sus funciones, pero la política hoy está más presente que nunca en la calle», ha esgrimido, al tiempo que ha añadido que le favorece «empaparse de esa realidad alternativa» al Pazo do Hórreo.

En este sentido, ha defendido «salir un poco de las instituciones y ver que la realidad es muy dura» y que «a veces las cosas no son como se ven desde dentro de la institución». «Y ése es uno de los problemas que tiene el PP», ha evidenciado.

Además, se ha pronunciado sobre el ambiente de insultos y tensión que se vive en el Parlamento para desmarcarse de esa dinámica. «Al PP le interesa esa algarada y hay otros que entienden que la forma de hacer política es ésa, y también se equivocan», ha dibujado, y ha resaltado que su formación está «demostrando seriedad».

Cuestionado sobre la conveniencia de preguntar ante el pleno quién duerme en Monte Pío, ha aclarado que la pretensión de su grupo es esclarecer si el PP «se financió ilegalmente» utilizando los cursos de formación, cuyas irregularidades se investigan en la Operación Zeta.

«Somos absolutamente tolerantes con las cuestiones personales», ha puntualizado Besteiro, pero ha exigido al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la misma «locuacidad» para aclarar una supuesta vía de financiación irregular de su formación que con respecto a otros asuntos.

MEDIDAS ANTICORRUPCIÓN

En paralelo, el jefe de filas del PSdeG ha hablado sobre los registros en la Diputación que preside para volver a asegurar que los afronta «con total normalidad y total transparencia».

Tanto es así que se ha preguntado si es «el único idiota que comparece» para dar explicaciones, mientras Feijóo ni siquiera asumió su «planteamiento absolutamente noble» de medidas contra la corrupción política.

Finalmente, ha advertido al presidente de que «la magia se acaba», pues esta situación se añade a su «falta de proyecto» para Galicia y a lo «nocivo» de la austeridad que ha implantado. «Todo cansa, y esto empieza a cansar», ha sentenciado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar