Ni la agente muerta ni su compañero herido llevaban chaleco antibalas

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha confirmado que, “lamentablemente”, ni la agente Vanessa Lage, de 36 años, que ha fallecido este viernes en un atraco en Vigo ni su compañero, que ha resultado herido de gravedad, llevaban chaleco antibalas.

En una comparecencia multitudinaria ante los medios, el delegado del Gobierno, que ha estado acompañado por el subdelegado y por varios mandos policiales, ha explicado que el subinspector herido “sigue luchando por su vida”, mientras que hay también una empleada de la sucursal hospitalizada por heridas, aunque su vida no corre peligro.

Aunque los hechos son muy recientes y la investigación está abierta, Villanueva ha avanzado que, en principio, sólo se tiene constancia de la participación de un atracador, que iba armado con una pistola del calibre nueve milímetros ‘parabellum’ y dos cargadores.

El atracador fue abatido por disparos de los agentes cuando salía de la sucursal, en el número 47 de la calle Doctor Carracido, con el botín (del que se desconoce la cuantía) y parapetándose detrás de la empleada de la entidad.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar